La EPA en siete claves

stop

El paro sigue bajando, pero mirando a fondo, la Encuesta de Población Activa nos cuenta más cosas y nos permite analizar la salud del mercado laboral

Varias personas acceden a una oficina de empleo en Málaga / Reuters

Barcelona, 28 de julio de 2016 (11:24 CET)

El paro baja. Es consecuencia de la recuperación económica y, en esta época del año, de los contratos de verano. Pero no nos podemos quedar en la superficie. Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre, publicados por el INE este jueves, nos cuentan más cosas y nos dan una panorámica del estado del mercado laboral Español. Estas son las siete claves.

1 El turismo lleva al paro a mínimos en seis años…  

El paro bajó en 216.700 personas en el segundo trimestre, hasta los 4,57 millones. Con este descenso, cerró en junio a punto de rebajar la barrera psicológica del 20%. Se trata del nivel más bajo desde verano de 2010, gracias al impulso del turismo. El sector servicios fue el responsable de más del 80% de la creación de empleo, con las comunidades más turísticas como las más dinámicas.
   
2 …pero se desacelera la creación de empleo

A pesar del buen dato del paro, hay que abrir el foco. ¿Y qué nos dice la panorámica? Que hay una desaceleración en el ritmo de creación de empleo. En concreto, de nueve décimas en la tasa interanual, como destaca Randstad. En el primer trimestre, el número de ocupados creció un 3,3%. En el segundo, sólo un 2,4%.
  
3 Más precariedad  

Además de la cantidad, hay que mirar la calidad del empleo. Hay pocos elementos en la EPA para saberlo, pero uno muy claro: la temporalidad. Y lo que nos dice es que se incrementa la precariedad. Es normal que la temporalidad suba en verano, por eso hay que fijarse en el último año. Y en este periodo, los trabajadores con contrato por un tiempo determinado han subido más del doble que los que tienen contrato fijo: un 5,5% contra un 2%.

4 Menos gente dispuesta a trabajar  

Quizá como consecuencia de esta precariedad, cae la población activa. Es decir, gente que está o quiere estar en el mercado laboral. Sube en verano, pero en el último año ha bajado en 139.900 personas. Ya que la caída de la gente en edad de trabajar ha sido de sólo 122.300 personas, esto significa que hay 17.600 que se han borrado de la población activa. Puede ser por una incapacidad, pero CCOO advierte también de "desánimo" ante el crecimiento de la precariedad.    

5 Menos funcionarios

Mientras España está en recuperación y las empresas vuelven a contratar, el sector público no levanta cabeza y sigue restando en el mercado laboral. El número de ocupados por las administraciones ya está por debajo de los tres millones, según la EPA, al caer en 23.000 personas en el segundo trimestre. El sector privado creó casi 300.000 empleos.    

6 Frenazo de los autónomos
   
El trabajo por cuenta propia se incrementó con la crisis, en muchos casos porque hacerse autónomo y tirar por su cuenta era la única alternativa de muchos desocupados. Pero ahora el trabajo por cuenta propia se está desacelerando, como advierte Randstad. La EPA refleja que hay 3,1 millones de autónomos, un 0,22% más que hace un año. El crecimiento se ha frenado bruscamente: en el primer trimestre subían cinco veces más que ahora.  

7 Ligera recuperación de los hogares
   
Con el incremento del paro fruto de la crisis, se multiplicó el número de hogares con todos sus miembros en paro, lo que disparó todas las alarmas. Ahora está bajando, pero aunque el ritmo sigue siendo alto (del 9,9% anual), todavía queda recorrido. Quedan en España 1,49 millones de familias con todos en paro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad