La factura final fija el rescate de CatalunyaCaixa en 14.000 millones

stop

BANCA

09 de abril de 2013 (23:04 CET)

El Ministro de Economía, Luis de Guindos, ha puesto cifra final al rescate de CatalunyaCaixa una vez contabilizadas las distintas aportaciones. Evitar la quiebra de la institución catalana ha costado al erario 14.000 millones. La cantidad manejada hasta ahora, reconocida por la propia entidad y el Frob, era de 10.000 millones, aproximadamente.

El Gobierno suma los préstamos del conocido Frob 1, las aportaciones del rescate propiamente dicho y los bonos aportados a cambio del traspaso de activos al banco malo, la SAREB. En proporción, es el mayor rescate del sistema bancario español. Las aportaciones públicas suponen una quinta parte del balance de la entidad –65.000 millones—.

Más que Bankia


La importancia de la intervención se comprueba si se pone en relación el rescate de CatalunyaCaixa con la nacionalización más sonada: la de Bankia. El banco impulsado por Caja Madrid ha necesitado 22.000 millones, 2.000 menos a los anunciados. El balance de Bankia es de 282.000 millones. El de su matriz, Banco Financiero y de Ahorros (BFA), es de 310.000 millones más.

Las aportaciones del Estado han servido para sanear ambos libros. En relación a su tamaño, Bankia y BFA han necesitado apoyo público equivalente al 3% del volumen contable. Seis veces menos que CatalunyaCaixa. La proporción del rescate en Novagalicia se aproxima al de la caja catalana, roza el 20%. Ha necesitado, finalmente, 9.000 millones.

Rescate del ahorro

Tras el esfuerzo del Estado, que tuvo que pedir un rescate a sus socios internacionales de 40.000 millones para evitar la quiebra de las tres cajas, De Guindos cree que son los “bancos más sólidos de Europa”. “Se trata de franquicias de mucho valor que queremos poner a trabajar para el bien de la economía española”, ha dicho en el foro de la Nueva Economía.

“No se han rescatado entidades, sino el ahorro de miles de ciudadanos. Si las hubiéramos dejado caer, habríamos generado un daño equivalente a varios puntos de PIB. Fue la opción responsable”, sostiene De Guindos. Economía quiere que las tres entidades se gestionen “lo más coordinadamente posible” y que sean el motor de la recuperación del crédito. “Deben centrarse en las pymes, esencialmente en aquellas que exporten”.

‘Goiri’ mandará


El ministro traspasará el mando efectivo de las tres cajas al presidente de Bankia, Ignacio Goirigolzarri, cuando los auditores entreguen el plan encargado por el Frob para analizar cómo los grupos deben actuar bajo los mismos criterios de eficiencia y de servicio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad