El 'cashback' o cómo conseguir efectivo sin un cajero a la vista. Imagen de archivo de un cajero automático. EFE-FP

La guerra entre tarjetas y dinero en efectivo se decide en España

stop

Los pagos electrónicos mediante tarjetas aumentaron en España, pero sigue siendo uno de los países europeos más aferrados al dinero en efectivo

Economía Digital, con información de HelpMyCash

El 'cashback' o cómo conseguir efectivo sin un cajero a la vista. Imagen de archivo de un cajero automático. EFE-FP

Barcelona, 21 de octubre de 2017 (18:19 CET)

Los españoles cada vez se sienten más cómodos y familiarizados con las nuevas tecnologías y las nuevas modalidades de pago. De hecho, desde 2015 aumentó un 14,4% la cantidad de empresas que disponen de un datáfono en sus establecimientos.

Aunque el dinero en efectivo sigue teniendo mucho peso en la sociedad española, el crecimiento de los pagos electrónicos mediante tarjetas y dispositivos móviles es constante y no parece que vaya a cambiar, según un análisis del comparador de tarjetas HelpMyCash.com.

El análisis se basó en datos de un estudio acerca de medios de pago para empresas, realizado por Mastercard, el cual determinó que de las 2.736 empresas españolas participantes el 44,6% disponen de un datáfono físico o virtual.

El principal factor que empuja a cada vez más empresas españolas a incluir datáfonos en sus comercios es la preferencia de los consumidores a realizar pagos con sus tarjetas de manera electrónica, la comodidad de pagar sin llevar dinero en efectivo y la rapidez del servicio.

Según los datos rescatados del estudio de Mastercard, el importe abonado mediante tarjetas aumentó y superó al del dinero en efectivo, con una diferencia del 118,5%

“Las empresas españolas están ayudando a potenciar la experiencia de pago de los consumidores, haciendo que esta sea cada vez más fácil, rápida y segura”, dijo el director general de Mastercard en España Ovidio Egido.

Sin embargo, Egido señala que aún queda “mucho camino por recorrer”, ya que poco más de la mitad de los establecimientos consultados no ofrece la posibilidad de efectuar los pagos con tarjetas.

Y así lo estipuló el Norges Bank en un análisis realizado para el Banco Central Europeo, en el que colocó a España y a Alemania como dos de los países de Europa más aferrados al dinero en efectivo.

Hemeroteca

Finanzas personales
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad