Moneda de dos euros y una libra encima de un retrato de la reina Isabel II de Inglaterra, el 16 de marzo de 2016. REUTERS/Phil Noble/Illustration/

La libra se desploma a mínimos de los últimos 30 años tras el brexit

stop

Desde que se celebró el referéndum ya se ha dejado un 12% frente al dólar, un descenso que no se producía desde 1985

Economía Digital

Moneda de dos euros y una libra encima de un retrato de la reina Isabel II de Inglaterra, el 16 de marzo de 2016. REUTERS/Phil Noble/Illustration/

Barcelona, 05 de julio de 2016 (12:30 CET)

El Reino Unido empieza a sufrir severamente las consecuencias de haber votado a favor de su salida de la Unión Europea. El valor de la libra ya ha caído un 12% desde que se celebró el referéndum frente al dólar, un descenso que no se producía desde hace más de tres décadas.

Concretamente, la divisa británica ha perdido este martes un 1,8 % frente al dólar, hasta 1,3113 dólares. Una cifra que está por debajo de la cotización de 1,3118 dólares que alcanzó el lunes posterior al histórico plebiscito, en el que ganaron los partidarios de la salida de la UE por un 52 frente al 48 % de los votos.

En relación al euro, la moneda que acuña el banco de Inglaterra también ha descendido, aunque en este caso "sólo" a mínimos de 2013. Este lunes ha caído un 1,04 % hasta 1,18 euros, su valor mínimo en más de dos años.

La incertidumbre en torno al brexit ha afacetado también a la Bolsa de Londres, que bajaba un 0,27 %, hasta 6.504,77 enteros, debido a la urgencia de los inversores por desprenderse de sus títulos.

El nerviosismo se ha instalado en el parqué después de que la firma de gestión de fondos Standard Life detuviera temporalmente la cotización de su fondo inmobiliario para frenar la retirada de capital a raíz del resultado favorable a la salida de la Unión Europea por parte del Reino Unido.

Los sectores financiero y empresarial han pedido al Gobierno conservador que dé garantías sobre el proceso de negociación con Bruselas y el futuro de los ciudadanos comunitarios que trabajan en el Reino Unido, muchos de ellos en esos sectores productivos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad