La OCDE advierte a Europa del efecto pobreza por las bajadas salariales

stop

La organización sostiene que mayores ajustes en los países más afectados pueden ser contraproducente

El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría I EFE

03 de septiembre de 2014 (13:05 CET)

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha dado un toque de atención al modelo de austeridad de la Unión Europea (UE).

La institución que lidera el mexicano José Ángel Gurría sostiene que las rebajas salariales que se han impuesto en las economías europeas está mostrando sus límites en la mejora de la competitividad e incluso están siendo contraproducentes. El principal riesgo es el efecto pobreza y depresivo sobre la demanda que provoca este tipo de medidas. “Las bajadas salariales de esta magnitud podrían causar considerables penurias entre los trabajadores y sus familias”, alerta.

Medidas contraproducentes

Los números reflejan la moderación salarial que han vivido los países. Desde comienzos de 2009 hasta el año pasado, la capacidad adquisitiva en España cayó el 1,79% a ritmo anual. Ha sido el cuarto país de la UE donde más han reculado. Tan sólo le supera Grecia (-5,17%), Portugal (-2,25%) e Irlanda (-2,06%), precisamente los países donde se han aplicado las medidas de austeridad más agresivas.

El riesgo, según la institución, es especialmente peligroso en un contexto de inflación próxima a cero. El último dato reflejaba que, en julio, los precios en la zona euro cayeron a su nivel más bajo desde 2009.

Promoción de la competitividad

Países como República Checa o Reino Unido han contraído los salarios en el -1,68% y el -0,98%, respectivamente, a ritmo anual.

La OCDE advierte, además, de que la contención salarial que se ha aplicado en la zona euro no se ha trasladado a dinámicas de precios más bajos “que promovieran la competitividad y reforzaran la producción y el crecimiento de empleo”.

Precisamente, el mercado laboral español ha sido otro de los puntos de análisis de la organización. La OCDE avanza que España registrará la mayor caída del paro entre finales de 2013 y el último trimestre de 2015, pero que seguirá siendo el segundo países de los 34 miembros con la tasa de desempleo más elevada.

De hecho, esta no bajará del 23,9% y se situará tan sólo por detrás del país heleno, cuya tasa se fijará en el 26,7%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad