El presidente turco Recep Tayyip Erdogan, le hace un roto de 900 millones a BBVA. EFE

La pesadilla turca de BBVA: Erdogan le hace un roto de 900 millones

stop

La repetición de elecciones en Turquía asesta un nuevo golpe a BBVA

Barcelona, 07 de mayo de 2019 (19:19 CET)

BBVA no despierta de su pesadilla turca. Cuando parece que las expectativas pueden mejorar, la inestabilidad vuelve a arreciar y zarandea la recuperación del banco en bolsa. La repetición de las elecciones en Turquía, tras la derrota de Recep Tayyip Erdogan, impactó en la confianza de los inversores, cortó la recuperación de la lira y hundió la cotización de la entidad española, que no levanta cabeza.

El banco que dirige Carlos Torres Vila volvió a ser uno de los farolillos rojos del IBEX al bajar un 2,6% o, lo que es lo mismo, perder más de 900 millones de euros de valor en bolsa en un solo día. La acción de BBVA llevaba tres sesiones bajando, pero la de este martes ha sido la mayor caída. Y se ha producido después del anuncio en Turquía, que ha perjudicado la moneda local, en la que trabaja Garanti, la filial del banco español.

La Comisión Electoral de Turquía dictaminó que deben repetirse las elecciones en Estambul, aceptando así la impugnación del partido del presidente del país. El partido islamista AKP alegó que se habían robado 15.000 votos a su candidato, y el propio Erdogan presionó a las autoridades electorales al hablar de pucherazo.

Las elecciones las ganó el partido socialdemócrata CHP por unos 25.000 votos, pero el AKP consideraba que no se habían contabilizado miles de votos de sus partidarios. Ahora, el que es el primer alcalde no islamista de Estambul en 25 años, que ya había tomado posesión, será despojado de su vara hasta los nuevos comicios.

Garanti resta en las cuentas de BBVA

Las nuevas incertidumbres políticas han provocado que la lira turca abriera este martes con una caída frente al dólar. Los vaivenes de la moneda local son un constante dolor de cabeza para BBVA, que tiene en Garanti a una de sus mayores bancos internacionales. La filial turca de la entidad española fue un lastre en 2018 y este año apunta a que seguirá la sangría, pues en el primer trimestre su beneficio seguía disminuyendo.

De hecho, la propia Garanti reconoció que en 2019 las condiciones iban a ser peores que en 2018. Vista la inestabilidad política, parece que así será. BBVA se ve afectado por un doble efecto. Por un lado, por la depreciación de la lira. Pero también por el empeoramiento de la situación económica.

La inestabilidad política que vive Turquía en los últimos años es un torpedo para la salud económica del país y de sus familias, porque genera incertidumbre. Erdogan ha protagonizado ya varios escándalos, y la repetición de las elecciones municipales, después de su derrota, ha sido interpretada por los inversores como una muestra más de la volatilidad política, y económica, que vive el país. Y el dinero huye de estas circunstancias.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad