El paro sube en 52.200 personas en octubre. En la imagen, la cola de una oficina de Empleo.

Las empresas baten récord de vacantes pese a los 3,5 millones de parados

stop

Las empresas tienen más dificultades que nunca para encontrar trabajadores cualificados a pesar de los altos índices de paro

David Placer

Economía Digital

El paro sube en 52.200 personas en octubre. En la imagen, la cola de una oficina de Empleo.

Madrid, 10 de octubre de 2018 (04:55 CET)

Las empresas españolas tienen más dificultades que nunca para encontrar trabajadores especializados en un mercado laboral con 3,5 millones de parados. Cada año, los responsables de recursos humanos tardan más tiempo en encontrar trabajadores especializados, especialmente en perfiles relacionados con las nuevas tecnologías.

La doble realidad del mercado laboral deja una cifra sorprendente: el 10% de las ofertas de empleo publicadas por las compañías nunca se cubren. Los puestos de trabajo deben ser ocupados por otros trabajadores internos vía formación o quedan vacantes a la espera de futuros candidatos.

Hasta las empresas que hasta ahora básicamente contrataban encargados de cocina y camareros hoy también buscan responsables de márketing digital o expertos en big data.

Taco Bell, una empresa de comida rápida mexicana, busca en España estadísticos, informáticos, expertos en manejo de datos, ciberseguridad y márketing digital. Y muchas veces afrontan serias dificultades para cubrir las vacantes.

“Hay puesto de trabajo que nos cuesta cubrir. Y la dificultad también viene desde abajo. Los planes de formación son mucho más lentos de lo que necesitamos y de lo que necesita el ritmo actual de los negocios”, explica el director de Recursos Humanos de Taco Bell, Santiago Manzanero.

La brecha: más despidos y más vacantes

Las cifras a la enorme disfunción del mercado laboral en España han quedado reflejadas en el último informe de empleo elaborado por Infoempleo y Adecco. Las cifras de puestos especializados que nunca se cubren bate récord en los últimos cinco años, de acuerdo con el informe.

Y la brecha entre el déficit de trabajadores y el desempleo en los puestos que exigen menos formación seguirá aumentando. La banca comienza a aplicar despidos masivos para deshacerse de cajeros y administrativos mientras centraliza sus operaciones por internet. Cada vez necesita menos mano de obra para gestionar sus productos.

“Hay empleos que van a desaparecer. No podemos cerrar los ojos ante lo que va a venir. Pero eso no quiere decir que las tecnologías vayan a crear más paro. Países como Alemania la robotización es intensa, pero tiene una de las tasas de paro más bajas de Europa”, explica María Aguirre, directora de los nuevos recursos humanos de BBVA, que ahora ostenta el nombre de “Talento y Cultura”.

El propio consejero delegado de BBVA ha abierto la puerta a reducciones de sucursales y plantilla en los próximos meses. El grupo ya trabaja en esa dirección. Su filial mexicana acaba de anunciar el despido de 5.000 trabajadores.

La digitalización de los puestos de trabajo está dejando cada vez a más profesionales fuera del mercado. “Los procesos de digitalización y aplicación de tecnología no sólo afectan a las empresas tecnológicas. Está afectando a empresas de todos los ámbitos y especialmente a los trabajadores de cargos intermedios”, asegura Santiago Soler, secretario general de la empresa de trabajo temporal Adecco.

Las grandes empresas son las que más dificultades tienen para encontrar un nuevo puesto de reciente creación: el jefe del negocio digital que construya nuevas estructuras del negocio. El salario medio se ubica entre los 50.000 y los 200.000 euros. A pesar del dinero ofrecido, las empresas no los encuentran.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad