La economía mundial corre el riesgo de decrecer sincronizada. Monumento al euro en Frankfurt.

Las grandes economías mundiales frenarán en 2019

stop

Pese a que las principales economías mundiales empezaron el año con un crecimiento simultáneo, las proyecciones indican que desacelerarán juntas en 2019

Barcelona, 04 de noviembre de 2018 (19:31 CET)

El año 2018 comenzó con un crecimiento simultáneo en las principales economías del mundo. Europa, China y EEUU terminaron 2017 con una aceleración sincronizada, pero hay varias señales de que podrían empezar 2019 con una desaceleración también sincronizada.

La guerra comercial entre China y EEUU se perfila como el mayor responsable de una caída uniforme en los próximos meses. Su desempeño económico atraviesa las horas más bajas desde 2009 y, a menos de que el mandatario americano Donald Trump y el presidente chino Xi Jinping lleguen a un acuerdo en las próximas semanas, la situación empeorará.

La zona euro no se queda lejos, en el tanto en el tercer trimestre se expandió a la mitad del ritmo del periodo anterior, con graves estancamientos en Alemania e Italia, al mismo tiempo que la inflación empieza a aumentar y el Banco Central Europeo se prepara para reducir su apoyo monetario a los estados miembros.

Las señales de un estancamiento sincronizado

La caída en las proyecciones es notable, y sincronizada. Mientras en 2018 EEUU ha crecido un 2,9%, China un 6,6% y la Unión Europea (UE) un 2%, en 2019 se espera que los tres bajen a un 2,5%, un 6,2% y un 1,8%, respectivamente, informó Bloomberg. Para 2020 se prevé todo peor: EEUU en un 1,9%, China en un 6% y la UE en un 1,6%.

El pronóstico del crecimiento del PIB del Fondo Monetario Internacional (FMI) tampoco invita a la vehemecia. Mientras, en abril, el fondo estimaba que la economía crecería el 3,9%, en octubre revisó el dato a la baja, hasta el 3,7%. Solo China y EEUU se mantienen en sus previsiones de hace seis meses, con un 6,6% y un 2,9%, respectivamente.

En cambio, en la zona euro pasó del 2,2% en abril al 2% en octubre, similar a los cambios que aplicó en las proyecciones de crecimiento de los países orientales. El FMI pasó de decir en abril que el mundo disfrutaba de la recuperación más sincronizada desde 2010, a recortar en octubre su perspectiva por primera vez en dos años y decir que el crecimiento se había estancado.

"Los últimos datos respaldan firmemente la opinión de que ya se han visto los mejores días en el ciclo de crecimiento de la crisis financiera posterior a 2008", manifestó Alan Ruskin, codirector mundial de investigación de divisas en Deutsche Bank AG.

La economista jefe de Manulife Asset Management, Megan Greene, complementó: "Se puede argumentar que el crecimiento global se está sincronizando nuevamente ahora que EEUU está viendo una desaceleración".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad