En la imagen, una persona mira ofertas de pisos en una inmobiliaria. EFE

Los bancos lanzan hipotecas a tipo fijo a precio de variable

stop

Las entidades financieras vuelven a enzarzarse en una “guerra” de precios para atraer la nómina y la fidelidad de por vida de los clientes

Madrid, 20 de abril de 2019 (04:55 CET)

La banca es uno de los sectores más competitivos de cualquier economía. A nadie le extraña que las entidades jueguen con las décimas e incluso con las centésimas para acabar convenciendo a los ciudadanos de que su oferta es la mejor.

A sólo dos meses de la entrada en vigor de la nueva Ley Hipotecaria, los bancos se han vuelto a enzarzar en otra “guerra de las hipotecas”, algo más silenciosa, quizás, que las anteriores.

Banc Sabadell ha sido el último en sumarse, con una oferta que ha sorprendido al mercado: la “hipoteca fija bonificada” desde el 1,99% TIN (2,26% TAE), con un periodo de amortización de hasta 30 años y un importe que puede llegar al 80% del precio de la vivienda si es la habitual y el 70% si se trata de la segunda residencia.

La oferta estará vigente en la web de la entidad únicamente durante todo este mes de abril. Es un tipo de interés más propio del primer año de un préstamo a tipo variable que el de una hipoteca a interés fijo.

El 37% de las hipotecas que se conceden son a tipo fijo, y la más competitiva es la del Sabadell

Según los datos de la Encuesta de Préstamos Bancarios del Banco de España, correspondiente al mes de abril, la demanda de préstamos hipotecarios mantiene su tendencia ascendente.

En los dos primeros meses del año se han concedido hipotecas por importe de 6.611 millones de euros, un 5,5% más que en el mismo periodo del año anterior. El 37,2% de las hipotecas se ha firmado a tipo de interés fijo y el 68,2%, a tipo variable. El importe medio es de 122.000 euros.

Esta encuesta adelantaba que las entidades financieras habían endurecido las condiciones de concesión de préstamos tanto hipotecarios como al consumo, aunque las ofertas que salen al mercado se empecinan en demostrar todo lo contrario.

Junto a la oferta del Sabadell, conviven a tipo fijo y con idéntico periodo de amortización las de Bankia y Bankinter (2,95% TAE), el Santander (3,2% TAE), BBVA (3,38%) y Caixabank (4,41%). Con la excepción Bankinter, no hay comisión de apertura. La entidad que dirige María Dolores Dancausa cobra un fijo de 500 euros.

La firma de hipotecas sigue subiendo

El pasado año se constituyeron en España 345.481 hipotecas sobre vivienda, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, cerca de 1.000 cada día. El volumen puede resultar engañoso. Es cierto que desde 2013 el sector inmobiliario ha empezado a crecer a medida que se creaba empleo y la actividad económica mejoraba.

Pero no hay que olvidarse que en los años del “boom” se llegaron a firmar más de un millón de préstamos hipotecarios anuales. Del año en curso sólo hay una referencia: en enero (último dato disponible), se firmaron 36.832, un 22,5% más que en el mismo mes de 2018.

Las hipotecas a tipo variable, referenciadas al euríbor, a un plazo de amortización de 25 años (la media actual es de 22 años, según el INE) parten del 1,29% TAE de Bankia hasta el 2% de Caixabank. Entre medias están las ofertas del Santander (1,66%), Bankinter (1,68%, con comisión de apertura de 500 euros), 1,72% de BBVA y el 1,95 de Banc Sabadell.

Así, para un préstamo de 100.000 euros a 20 años, el prestatario deberá pagar un recibo mensual en torno a los 500 euros. Si la hipoteca asciende a 150.000 euros y el plazo sube a 25 años, el coste mensual llegará hasta los 630 euros.

Los bancos fidelizan clientes mediante las hipotecas

Los préstamos hipotecarios son el producto estrella de las entidades financieras. A pesar de que en EEUU desataron la crisis de 2008, con efectos devastadores en el sector financiero en España, son la forma más segura de fidelizar a los clientes. Obligan a domiciliar la nómina en el banco a cambio de una bonificación en el tipo.

Bankia no exige la contratación de ningún tipo de seguro ni la domiciliación de recibos. La mayoría de las entidades grandes obligan a la contratación de un seguro de hogar o rebajan el tipo si lo hacen. El Santander, Caixabank, el Sabadell y Bankinter piden además un seguro de vida y, en el caso de BBVA, un seguro de protección de pagos.

Ninguna entidad, salvo Caixabank, que bonifica su suscripción, vincula la concesión del préstamo a la firma de un plan de pensiones o la inversión en un fondo. Lo mismo sucede con el uso de tarjetas. Ni BBVA ni el Sabadell ni Bankinter ni Bankia lo consideran obligatorio. El Santander, sí, y el Sabadell rebaja un 0,10% el tipo de interés a pagar.

A cierre del pasado mes de febrero, el saldo vivo de los préstamos para la compra de una vivienda, es decir, el dinero que aún deben los hogares españoles a las entidades financieras, es de 512.013 millones de euros. En los últimos cinco años se ha reducido en más de 64.000 euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad