Un viandante pasea por delante de la sede del Banco de Japón situado en Tokio, el 29 de enero de 2016. REUTERS/Yuya Shino

Los tipos negativos acaban con la cohesión del banco central japonés

stop

Parte de la cúpula sostiene que las condiciones económicas y de precios no se han deteriorado lo suficiente como para justificar una relajación de la política monetaria

Por Leika Kihara (Reuters)

Un viandante pasea por delante de la sede del Banco de Japón situado en Tokio, el 29 de enero de 2016. REUTERS/Yuya Shino

Kagoshima, Japón, 25 de febrero de 2016 (12:23 CET)

El directivo del Banco de Japón, Takahide Kiuchi, sostiene que los tipos de interés negativos desestabilizarán el sistema financiero japonés al reducir los márgenes de los prestamistas, lo que subraya las preocupaciones entre algunos funcionarios por los riesgos de la decisión del mes pasado.

Kiuchi, que estuvo entre los cuatro miembros del directorio del Banco de Japón que votaron contra la medida sorpresiva de adoptar tipos de interés negativos, también aseguró que las condiciones económicas y de precios no se han deteriorado lo suficiente como para justificar una relajación de la política monetaria.

"Los deméritos de los tipos negativos son que podrían reducir la estabilidad del sistema financiero al causar más daño a los ingresos de las instituciones financieras", dijo Kiuchi el jueves en un discurso ante líderes empresariales en Kagoshima, al sur de Japón.

Desestabilización del sistema financiero

La adopción de unos tipos de interés negativos podría ser contraproducente y endurecer las condiciones monetarias si los bancos deciden pasar los costes mediante el cobro de mayores tipos de interés o cobros por las transacciones, agregó.

"No vi la necesidad de adoptar medidas adicionales de relajación de la política monetaria (en enero) y consideré que los tipos de interés negativos eran una opción que el Banco de Japón debería guardar para el futuro", dijo Kiuchi.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad