Luz verde de Bruselas a una nueva dosis de austeridad para el enfermo griego

stop

AHORRO DEL 4 AL 5% DE SU PIB

Agencias/P.J.

El ministro de Finanzas griego, Euclides Tsakalotos (d), conversa con el ministro español de Economía, Luis de Guindos // EFE
 El ministro de Finanzas griego, Euclides Tsakalotos (d), conversa con el ministro español de Economía, Luis de Guindos // EFE

en Barcelona, 15 de agosto de 2015 (12:55 CET)

El Eurogrupo dio luz verde este viernes a un nuevo paquete de ayuda financiera a Grecia por un valor total de 86.000 millones de euros en los próximos tres años. Pocas horas después de que un parlamento heleno completamente dividido ante Alexis Tsipras aprobase el tercer crédito multimillonario a cambio de más austeridad, los ministros europeos dieron el sí definitivo.

El gran ausente de este plan, al menos hasta octubre, será el Fondo Monetario Internacional (FMI), que no se fía de un país con una deuda que considera a todas luces "insostenible". De esta forma, la institución presidida por Christine Lagarde pasa de acreedor a simple supervisor de un rescate que exige el ahorro de hasta el último euro prescindible en la administración griega, siempre según los criterios de la nueva Troika –de la que ahora también participa el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

La opción de una quita parcial de la deuda helena, requisito propuesto por el FMI, no será discutida hasta otoño, momento en el que el organismo con sede en Washington podría entrar a formar parte del plan de préstamos a Grecia.

26.000 millones, ya

Como es habitual, buena parte de las miradas presentes en Bruselas estaban puestas sobre la delegación alemana. El ministro de Finanzas germano, Wolfgang Schäuble, había jugado con la idea de facilitar un "crédito puente" a las cuentas públicas helenas, como solución transitoria (e ineludible ante las obligaciones más inmediatas que tiene la deuda griega).

Finalmente, según fuentes comunitarias, esta opción no se barajó durante la reunión.

El primer tramo del plan de ayuda será de 26.000 millones de euros, repartidos en tres plazos diferentes. Parte de ese dinero se desbloqueará ya mismo, concretamente el próximo miércoles 19, un día antes que venza el plazo de un pago con el Banco Central Europeo (BCE), por valor de 3.500 millones.

De los 26.000 millones iniciales, 10.000 irán directamente a los bancos helenos, con la intención de recapitalizar un sector financiero escuálido; 13.000 para las obligaciones del Gobierno griego y en septiembre se consensuará qué hacer con los 3.000 restantes, informó el Eurogrupo.

Ajustes de entre el 4 y el 5% del PIB griego

Las exigencias de los acreedores están detalladas con una minuciosidad extrema en las 29 páginas del Memorándum de Entendimiento (MoU) pactado entre ambas partes. Según los cálculos realizados, Grecia tendrá que hacer ajustes de entre el 4 y el 5% de su PIB, es decir, por valor de entre 7.400 y 9.300 millones de euros.

La agenda de reformas incluye una "amplia revisión del Estado de Bienestar" heleno que, entre otras medidas, contempla una reducción en el apartado de las pensiones de 2.250 millones (que implicará el fin de las prejubilaciones y el alargamiento progresivo de la edad de jubilación hasta los 67 años).

El documento especifica también cómo el Estado heleno deberá reducir, de manera paulatina, el gasto en medicamentos, año tras año, a través del aumento en el uso de los genéricos. Igualmente, los hombres de negro vigilarán que el número de alumnos en las aulas griegas se ajuste a los estándares de los países de la OCDE.

Otras políticas que contempla el memorándum son las privatizaciones de diversas infraestructuras y servicios y la liberalización de ciertos sectores y profesiones. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad