Mas afirma que Catar cree en El Prat pero le asustaba la situación de Spanair

stop

AEROLÍNEAS

Artur Mas en la Generalitat

03 de febrero de 2012 (12:50 CET)

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado este martes que Qatar Airways, compañía con la que se estuvo negociando para que entrara en el capital de Spanair, cree en el Aeropuerto de El Prat, en sus potencialidades y en la necesidad de que se consolide como un hub internacional.

Sin embargo, Mas ha admitido que como inversores, a los cataríes les "daba miedo" Spanair, y finalmente decidieron no entrar en la compañía. La renuncia a sus intenciones iniciales precipitó el cierre de la aerolínea catalana, ya que el Govern decidió dejar de aportar dinero público a la aerolínea.

"Yo no les haría culpables del fracaso de Spanair", ha afirmado el presidente catalán sobre la decisión de la compañía de Catar en declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press.

El presidente catalán ha advertido que, en ningún caso, el cierre de Spanair debe suponer dejar de creer en las potencialidades del aeropuerto de El Prat. "¿Si falla el instrumento debemos renunciar al objetivo? No", ha aseverado Mas, defendiendo así el hecho de que desde El Prat salgan vuelos intercontinentales que conecten a la capital catalana como el mundo, uno de los objetivos que perseguía la entrada de los árabes en la empresa ahora en concurso de acreedores.

Mas ha considerado que para los intereses catalanes, "hubiese sido importante que Spanair hubiese funcionado", pero que pese a ello, su gobierno debe seguir trabajando a favor de la internacionalización de El Prat y de que la participación catalana sea mayoritaria y determinante en su órgano gestor. "Lo que nos interesa es tener cuantos más vuelos hacia el mundo mejor, y si no se puede conseguir con Spanair, lo haremos de otra manera", ha añadido.

Múnich es la referencia

Mas ha explicado su visión estratégica sobre el aeropuerto. No debe aspirar a ser una instalación con las características de París, Londres o Frankfurt. Su referencia es Múnich: el segundo aeropuerto de Alemania en cuanto a volumen de tráfico, que registra unas cifras de pasajeros similares a las de El Prat, pero sin embargo, cuenta con muchos más vuelos intercontinentales que el catalán.

Mas ha opinado que es posible que El Prat se acabe acercando a las cifras de Múnich si existe "voluntad de las compañías y una gestión que esté más encima del tema de las rutas intercontinentales". De ahí deriva, a su juicio, la importancia de lograr que Aena ceda la gestión.

El impacto de la reforma financiera en Caixabank


Respecto al impacto de la reforma financiera, el president augura que CaixaBank va a salir reforzada. "Si La Caixa hace algún movimiento no es para ser comprada, sino para comprar" y expandirse, como hizo el Sabadell incorporando a la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), ha asegurado el mandatario catalán.

Mas cree que las operaciones que deben hacer las entidades financieras catalanas en este nuevo escenario no deben tener como único objetivo su "posición en España", sino también su internacionalización.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad