Minicrash bancario: la bolsa apenas reconoce la mitad de su valor contable

stop

MERCADOS

Un corredor de bolsa trabaja en un piso de la bolsa de Nueva York (EEUU)

10 de agosto de 2011 (18:59 CET)

La relación entre el valor en bolsa y el valor teórico contable de los bancos se ha desplomado en las dos últimas semanas hasta una media de 0,5 veces entre los grandes bancos del Viejo Continente que están incluidos en el EuroStoxx 50. Esta ratio significa que las cotizaciones sólo están recogiendo la mitad del valor en libros de los activos de las entidades financieras.

El resultado es desolador: en una cuesta abajo que se amplía tras el batacazo bursátil del miércoles, ningún gran banco europeo llega a una vez el valor de sus activos en libros, algo de lo que, cuando comenzó el año, sí podían presumir BBVA y Santander y que hoy queda muy lejos en el horizonte de un sector maltratado por los inversores. Un precio valor contable por debajo de uno significa que el mercado está descontado perspectivas muy negativas sobre una compañía.

En el caso de los bancos, esa expectativa negativa es que en un escenario de recesión se reproduzca la crisis de deuda que ha parado temporalmente el BCE con sus intervenciones y que pondría a las grandes entidades financieras contra la pared. Las cifras dicen que, sin contar España, las alforjas de los bancos españoles están cargadas con 10.300 millones de euros en deuda soberana de los países que o han sido rescatados o que como Italia están en el ojo del huracán.

Santander es el quinto banco europeo con más deuda soberana de los países intervenidos. La inmensa mayoría, 3.632 millones de un total de 3.809, corresponde a Portugal. BBVA y Banco Popular cuentan con 647 y 643 millones de euros en el país vecino. Por lo demás, ninguna entidad española está entre las 25 primeras con más deuda ni en Grecia ni en Irlanda. En el caso de Italia, es el banco que preside Francisco González quien se lleva la palma con 3.987 millones de euros, mientras que La Caixa carga con otros 1.269 millones.

En el proceso de creación de su nuevo banco, La Caixa valoró a principios de año su negocio bancario en 0,8 veces el valor contable. Lo que entonces parecía una valoración prudente ha quedado ahora totalmente desfasada por la tormenta en los mercados financieros. El resultado es que esas 0,8 veces ya sólo las luce BBVA, el que mejor está aguanto el pressing inversor en este apartado.

Caída en picado

El resto ha caído en picado hasta una media de 0,5 veces que está muy lejos de los 0,7% de hace poco más de un mes. Entre los valores del EuroStoxx, la peor parte es para Santander y los franceses BNP y Sociéte Génerale. Los tres están entre los bancos con más deuda de países intervenidos en sus carteras. El banco cántabro cae de 0,9 a 0,7 veces y los dos galos descienden hasta 0,7 y 0,5 veces respectivamente.

Tampoco es casualidad. Junto a Dexia, los dos grandes bancos franceses suman 16.600 millones de exposición en deuda en los países rescatados, de los que unos 11.000 corresponden a Grecia.

Entre los bancos medianos españoles más de lo mismo. El mayor castigo es para Popular, que desde la última semana de julio cae de 0,9 a 0,6 veces. El resto de las entidades de este tamaño ceden con menos intensidad.

Un caso singular es el de CaixaBank, que tras encajar un descenso del 31% desde su salida a bolsa el uno de julio ve como sus 0,8 veces que se habían convertido en la gran comparación para el resto de cajas de ahorros reconvertidas en bancos que han dado el salto al mercado se convierten en unas mucho más modestas 0,6 veces, ligeramente por encima de la media del sector.

Los peores ratios, fuera de España

El retroceso de las cotizaciones del sector financiero ha sido de tal magnitud que ya hay dos grandes entidades europeas que cuya relación entre precio y valor contable está por debajo de las 0,5 veces. Es el caso del francés Credit Agricole y del italiano Unicredit.

La banca europea vivió este miércoles un día negro, con la francesa a la cabeza. Société Généralé perdió un 15%, Credit Agricole un 11,81 y BNP Paribas un 9,5%. Sólo un poco inferior fue el castigo a la banca italiana, Intesa San Paolo se desplomó un 13,72% y Monte Paschi y Unicrédito casi un 10%. En Alemania, Commerbank y Deutsche Bank cedieron un 7,73% y un 7,42%, respectivamente, y en Londres la mayor pérdida fue para Barclays, un 8,7%. En España, Santander y BBVA encabezaron las pérdidas con descensos de alrededor del 8%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad