Oliu garantiza que el Sabadell ganará más este año

stop

El banco prevé un punto de inflexión en el comportamiento de la morosidad, aunque las provisiones seguirán durante el ejercicio

Oliu en el encuentro con periodistas previo a la junta de accionistas

26 de marzo de 2014 (18:01 CET)

El presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu, ha augurado que en 2014 mejorarán los márgenes del banco y seguirán las dotaciones importantes por la morosidad, aunque habrá un punto de inflexión en este apartado, con un resultado final de la entidad financiera previsto "algo mejor" que el de 2013.

En un encuentro con la prensa previo a la junta anual de accionistas, ha explicado que entre las novedades de este año figura la anunciada apertura de una entidad propia para dar crédito en México –prevista en el primer semestre—, que se transformará más adelante en banco –que también podrá captar depósitos— cuando reciba la autorización, previsiblemente en 2015.

Primer paso de la internacionalización

Se trata del primer paso en el objetivo de mayor internacionalización del banco, en un país con 15 personas trabajando actualmente y en donde tiene una oficina de representación desde hace más de 20 años, ha recordado Oliu.

El presidente del Sabadell ha augurado dos o tres años de estabilidad corporativa en la entidad tras las adquisiciones de los últimos ejercicios –ha insistido en que han bajado la persiana y dejado una pequeña ventana por si aparece una oportunidad que les permita mejorar la competitividad—.

Reestructuración traumática

Respecto al conjunto del sistema financiero español, ha afirmado: "Estamos al inicio de la salida de una experiencia traumática de reestructuración", que ha tenido un elevado coste para la banca y para los ciudadanos. En lo que respecta a las pruebas de estrés a la banca europea de este año, ha puntualizado que todavía no se conocen los requerimientos finales, pero que seguro que las exigencias de capital serán mayores que hasta ahora.

Ha considerado que la banca española está preparada, aunque ha augurado un análisis muy estricto que reducirá el excedente de solvencia calculado hasta ahora, y ha deseado que sea homogéneo para toda Europa; hasta que se concrete el ejercicio de estrés, ha pronosticado que habrá algunas "turbulencias, porque la incertidumbre siempre provoca rumores".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad