Oliu se pone firme y pide nuevo gobierno "cuanto antes"

stop

El Sabadell aprobará en la junta de este jueves incrementar el dividendo hasta los siete céntimos por acción

Josep Oliu, presidente del Banc Sabadell.

Barcelona, 30 de marzo de 2016 (17:43 CET)

La situación de incertidumbre política que vive España, con más de cien días sin gobierno, inquieta a los empresarios. Esta misma semana Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball, pidió un gobierno fuerte, y este miércoles el presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, ha reclamado también a los partidos que se pongan de acuerdo pronto.

"Mi carta a los reyes es que haya un gobierno cuanto antes, un gobierno que sea fuerte, favorable a la recuperación, a los negocios y al progreso económico de España", ha asegurado Oliu en un encuentro con periodistas previo a la junta de accionistas de este jueves. El banquero catalán ha constatado que "el pulso económico es bueno" pero ha instado a los políticos a despejar las incertidumbres.

Oliu ha matizado que cuando habla de incertidumbres, no sólo se refiere a las de la política española y catalana, sino también a las internacionales, como el precio del petróleo, los tipos de interés o incluso los conflictos armados. Pero ha admitido que "las incertidumbres más cercanas son las que más se notan, y cuanto más duren, más se van a notar y se va a frenar" la recuperación económica.

La integración de la banca, en 'stand by'

"Las incertidumbres no son favorables a la toma de decisiones, especialmente de decisiones de riesgo, es decir, de inversiones", ha añadido. Entre las decisiones que pueden frenarse está la integración bancaria. Después de una crisis con muchas fusiones y adquisiciones, el ritmo ha descendido bruscamente.

El Sabadell ha sido una de las entidades más activas, con compras como la de la CAM, Caixa Penedès o TSB, y este será un año de consolidación. "Estamos en modo acabar lo que hemos construido en los últimos años en España. ¿Podría haber más consolidación? No lo sé, pero nosotros no la buscamos", ha asegurado.

Incrementa el dividendo

La entidad ha anunciado que en la junta de este jueves aprobará un dividendo de 7 céntimos por acción, cifra que supone una rentabilidad del 4,3% respecto a la cotización del cierre de 2015, y es dos céntimos más alta que el dividendo del año pasado.

Parte del dividendo, dos céntimos, se pagará en acciones, mientras los cinco céntimos restantes será scrip dividend y los accionistas podrán elegir si lo cobran en efectivo o en títulos del banco. Oliu ha destacado que se ha podido incrementar el dividendo gracias a "los buenos resultados" de 2015, cuando la entidad ganó 708 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad