El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y la ministra de Economía, Nadia Calviño. EFE

El Banco de España dibuja la ruta económica para Sánchez e Iglesias

stop

El gobernador del BdE Pablo Hernández de Cos señala la temporalidad laboral y el control de la deuda como los principales retos del próximo Ejecutivo

Daniel Domínguez

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y la ministra de Economía, Nadia Calviño. EFE

Madrid, 05 de diciembre de 2019 (10:44 CET)

Pablo Hernández de Cos ha trazado la hoja de ruta económica para el futuro Ejecutivo basada en cuatro puntos: la reducción y el control de la deuda, la sostenibilidad del sistema de pensiones, la disminución de la tasa de paro y de temporalidad y mejorar la productividad de las empresas del mercado doméstico. Estos son las prioridades que el gobernador del Banco de España (BdE) propone abordar al próximo Gobierno, al margen de los partidos que terminen conformándolo. 

Esto es lo que se desprende de la presentación realizada por Hernández de Cos ante la asociación de directores de Comunicación, realizada este martes y difundida en la noche del miércoles por la entidad. En ella, el gobernador de la entidad señala la ralentización económica que está afectando "más intensamente" a Europa y las economías emergentes.

Esto, junto a la "elevada" incertidumbre geopolítica, podría propiciar el aumento de las primas de riesgo con la consiguiente reducción del valor de los activos financieros. De Cos pronostica también un posible lastre en los ingresos, lo que provocaría que los Estados elevaran su nivel de endeudamiento, lo que llevaría tanto a los países como a las empresas y sus accionistas a revisar sus planes de consumo e inversión. 

En el documento publicado, el Banco de España prevé también una baja rentabilidad de las instituciones financieras, que se verá lastrada por la presión adicional de la desaceleración. Las perspectivas indican que los tipos de interés se mantendrán en los niveles actuales, muy bajos o negativos, durante "más tiempo de lo esperado". 

El BdE calcula un ajuste presupuestario de 7.800 millones

Con los niveles de deuda rondando el 100% del PIB, De Cos cree que el próximo Ejecutivo deberá conseguir un ajuste del 0,65% del PIB, que se calcula en alrededor de 7.800 millones de euros. En este sentido, el gobernador del BdE reclama algún tipo de ajuste del que, por el momento, no ha hablado Pedro Sánchez, el candidato que cuenta con más opciones para ser el próximo presidente con plenitud de funciones. 

De hecho, el líder socialista solo ha hablado -en conjunción con su único socio confirmado hasta el momento, Pablo Iglesias- de una subida de impuestos. Hace unos días, la Agencia Tributaria señaló que los ingresos por impuestos serán un total de 183.110 millones de euros al cierre del año, un 0,8% menos que el año anterior, lo que provoca un agujero de 35.000 millones de euros a finales de 2019. 

De Cos también reclamó que, si el ajuste de las pensiones se hace conforme a la inflación, como garantizó Sánchez en campaña -prometiendo una revalorización para finales de año o principios de 2020- se debería acometer ajustes que permitan la sostenibilidad de la Seguridad Social. 

Acabar con la temporalidad, una prioridad

El empleo es otro de los puntos que más preocupa al Banco de España. Según los últimos datos del Ministerio de Trabajo, el paro experimentó un repunte en noviembre, con 20.525 desempleados más respecto a octubre hasta un total de 3.198.184 desempleados. Además, la afiliación a la Seguridad Social cayó en 53.114 personas, el peor registro en los últimos seis años. 

Para el gobernador del BdE, estos datos no invitan a derogar la reforma laboral introducida en 2012 durante el Gobierno de Mariano Rajoy, algo que ya han defendido tanto PSOE como Unidas Podemos. Todo lo contrario. De Cos propone profundizar en la flexibilización del mercado laboral con el objetivo de incrementar la contratación indefinida. De hecho, la temporalidad es otro de los asuntos que De Cos marca como una prioridad, además de aplicar una reforma de las políticas de empleo. 

Rebaja del PIB

Respecto al último informe publicado en septiembre, Hernández de Cos ha introducido nuevas revisiones. Estas afectan directamente a las perspectivas de crecimiento del PIB, que tantos quebraderos de cabeza le han dado a la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño. Numerosas entidades, incluidas el Banco de España y la Comisión Europea, llevan tiempo alertando de que las previsiones realizadas por Calviño no se ajustan a la realidad. 

En este sentido, en su presentación, De Cos ha rebajado todas las estimaciones para este año: las del PIB económico mundial, en tres décimas respecto a septiembre hasta un 2,9%; las de la Unión Europea, en una décima hasta el 1,1%; y las de España, en cuatro hasta el 2% del PIB nacional, el mayor descenso de todos. 

También para 2020 reduce las previsiones: en cuatro décimas el PIB mundial hasta el 3%, en otras cuatro el de Europa hasta el 1% y en dos las de España, hasta el 1,7%, esta última, en sintonía con las perspectivas de la Comisión Europea.

Hemeroteca

Banco de España
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad