La deducción por vivienda habitual permite ahorrar hasta el 15% del pago de un préstamo

¿Quién puede aplicar la deducción por inversión en vivienda?

stop

Con la deducción por inversión en vivienda habitual, las familias pueden ahorrarse hasta el 15% de una hipoteca

Barcelona, 10 de junio de 2018 (18:46 CET)

Muchas familias españolas se ahorran una buena suma de dinero cada año gracias a la deducción por inversión en vivienda habitual, pese a que ésta se suprimió hace ya cinco años.

Esta es una desgravación que genera muchas dudas, pues para aplicarla es imprescindible reunir ciertos requisitos.

Para despejar esas dudas, con la ayuda del comparador de hipotecas HelpMyCash.com analizaremos en qué situaciones se puede practicar y qué ocurre si se modifica algún préstamo utilizado para adquirir la vivienda actual.

Antes de 2013

Dado que esta deducción se suprimió en 2013, es imprescindible haber contratado la hipoteca antes del 1 de enero de ese año y haber aplicado la desgravación en 2012 o en los años anteriores.

Con este requisito, es posible deducir hasta un 15% de lo que pagado durante este año por el préstamo hipotecario, un porcentaje que se divide en un 7,5% para el tramo estatal y en un 7,5% más para el autonómico.

Una familia puede ahorrar hasta 2.700 euros con la deducción por inversión en vivienda

Eso sí, la desgravación por inversión en vivienda habitual solo se puede aplicar sobre una base máxima de 9.040 euros, que asciende a los 18.080 euros si la hipoteca tiene dos titulares y ambos hacen su declaración por separado.

Por lo tanto, las familias pueden ahorrar hasta 1.356 euros en el primer supuesto y hasta 2.712 euros en el segundo.

Amortización reciente

Dentro de esa base máxima de 9.040 euros se puede incluir todo lo que se haya pagado durante 2017 para amortizar la hipoteca.

En consecuencia, si se reembolsa anticipadamente todo o una parte del capital del préstamo, también se puede aplicar la deducción sobre esa cantidad de dinero, siempre que no se supere en conjunto el límite mencionado.

El traslado de la hipoteca a otro banco no supone la eliminación de la deducción

Veámoslo con un ejemplo práctico: durante el 2017, una familia pagó 12 cuotas de 500 euros y amortizó anticipadamente 3.000 euros. En conjunto, por lo tanto, la familia habrá abonado un total de 9.000 euros para devolver la hipoteca.

La deducción máxima que puede aplicar por inversión en vivienda habitual será de hasta un 15% de ese importe, por lo que esa familia ahorrará un total de 1.350 euros.

Traslado a otro banco

¿Qué ocurre si el contribuyente ha trasladado su hipoteca a otro banco? En estos casos, la Agencia Tributaria considera que se puede seguir practicando la deducción.

Esto porque con el cambio de entidad (ya sea a través de una subrogación o de un nuevo préstamo) solo se han modificado las condiciones originales de financiación. Eso sí, para aplicarla habrá que cumplir los requisitos antes mencionados.

La deducción solo puede aplicarse sobre la parte usada para adquirir vivienda

Sin embargo, si se utiliza el traslado para ampliar el capital del préstamo hipotecario, ese exceso de dinero no se podrá considerar para calcular la base máxima de la deducción, pues esta solo puede aplicarse sobre la parte usada para adquirir la vivienda.

En consecuencia, en estos casos tendremos que calcular qué fracción de las cuotas corresponde a la amortización de la hipoteca original y qué otra forma parte del reembolso del principal adicional.

Hemeroteca

Finanzas personales
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad