Sáenz, en manos del Banco de España

stop

SENTENCIA DEL SUPREMO

Alfredo Sáenz, ex consejero delegado de Banco Santander

12 de febrero de 2013 (21:27 CET)

El futuro de Alfredo Sáenz al frente de Banco Santander está en manos del Banco de España. Tanto la normativa española como la europea dan la potestad al organismo que preside Luis María Linde para que decida si inhabilita o no al consejero delegado de la mayor entidad española.

El Tribunal Supremo (TS) ha filtrado una sentencia en la que parcialmente anula el indulto de Sáenz. Estrictamente, el Alto Tribunal no tiene potestad para anular el perdón concedido por el Gobierno en funciones de José Luis Rodríguez Zapatero. Es el Gobierno de Mariano Rajoy el que tendrá que decidirlo. En su caso, el Banco de España es el que aprobará o no la suspensión de funciones del banquero.

El TS estima en su fallo que el anterior Ejecutivo se extralimitó en su ámbito de aplicación de indultos al pretender que no le afectara la normativa bancaria que le inhabilita.

Ley actual

Fuentes del supervisor bancario y del Santander aseguran que hasta que no se haga pública la sentencia, no se pronunciarán al respecto. El Real Decreto 1295/1995 sobre el Régimen Jurídico de las Entidades de Crédito, dice en su artículo 2 sobre los requisitos para ejercer la actividad bancaria que los directores y miembros del consejo de administración “serán personas de reconocida honorabilidad comercial y profesional”.

Además, la normativa dice que “se entenderá que carecen de tal honorabilidad quienes, en España o en el extranjero, tengan antecedentes penales por delitos dolosos”. Es decir, Alfredo Sáenz debería ser inhabilitado de sus funciones en el Santander, según explican fuentes jurídicas.

El tiempo, a favor

La sentencia del Tribunal Supremo es irrevocable. Sáenz no podrá recurrirla. Pero, el tiempo juega a favor de la mano derecha de Emilio Botín. En unos días o semanas, el TS publicará la sentencia. Cuando suceda, el departamento jurídico del Banco de España estudiará el fallo y el consejo tomará una decisión al respecto.

En base a la normativa española, la decisión es clara, sería inhabilitado como así fue declarado en su día. Si el supervisor bancario atiende a la nueva directiva de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), la decisión puede ser distinta. Depende de la interpretación que haga el Banco de España del caso.

La vía de escape

La norma europea, que todavía no se ha traspuesto en España, por lo que no tiene validez, da la potestad al supervisor bancario de interpretar la honorabilidad de los banqueros sentenciados penalmente por su actividad financiera. Si España transpone la directiva antes de que se pronuncie el regulador, éste tendría que basarse en la nueva ley.

Sólo en este caso, el organismo que dirige Luis María Linde podría decidir mantener a Sáenz al frente de la gestión del Santander. El Banco de España pondría sobre la mesa el resto de su carrera profesional y tendría en cuenta otros aspectos, además de la sentencia, explican las fuentes jurídicas. Aunque, la norma "no irá a favorecer ni a perjudicar a nadie", según el Ministro de Economía, Luis de Guindos.

Respeto

La sentencia del Supremo ha sorprendido a todos, políticos y empresarios. De Guindos no ha querido pronunciarse al respecto, aunque ha asegurado que tanto el Gobierno como el Banco de España “respetarán la sentencia”.

El Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, tampoco ha querido valorar el fallo. Pero ha dejado una puerta abierta a que la sentencia sea tenida en cuenta en el futuro. “El Gobierno se declara plenamente predispuesto a que esa doctrina adquiera rango legal e incorpore una regulación del ejercicio del derecho de gracia de acuerdo con esa interpretación”, ha dicho. “Se trata de un hecho ciertamente importante del que hay pocos precedentes”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad