Soriano, Zakrisson, Suñol, Mateu y Gaspart, en la ejecutiva de Spanair

stop

Sin título

31 de marzo de 2009 (16:39 CET)

La empresa Iniciatives Empresarials Aeronàutiques ha formalizado la compra del 80,1% de Spanair. La operación supone la entrada en esta línea aérea de un nutrido grupo de empresarios catalanes.

Ferran Soriano ha sido escogido presidente y se ha nombrado también el consejo de administración.
Como vicepresidente ha sido nombrado Benny Zakrisson (por SAS). Otros consejeros, en este caso nombrados en representación de Catalana d'Iniciatives son Rafael Suñol, Maria Reig i Carles Tusquets. Por el Consorci de Turisme de Barcelona, los consejeros son Joan Gaspart, Jordi Clos y Jordi Mestre. En representación de Fira de Barcelona, el consejero es Agustí Cordón. Por SAS, está Lars Lidgren. La empresa Volcat 2009 tiene también tres consejeros: Jordi Bagó, Miquel Martí y Josep Matiu. El secretario no consejero será Joan Roca Segarra.

En la ejecutiva de la nueva empresa estarán Soriano, Zakrisson, Rafael Suñol, Josep Mateu y Joan Gaspart.

La adquisición de Spanair implica que la anterior propietaria, SAS, que mantiene el 19,9%, se hará cargo de la deuda hasta la fecha. La operación, según nota hecha pública, tiene ya todos los permisos de la Comisión Nacional de la Competencia.

Tal como se informó, actualmente la nueva ejecutiva trabaja en la búsqueda de un profesional que ostente el cargo de consejero delegado de la línea aérea.

Ferran Soriano, nacido en Barcelona es MBA por Esade y ha trabajado en más de diez países de Europa y América. Soriano fue uno de los fundadores de Cluster Consulting, una consultora que se extensión por diversos países del mundo y que cuenta con una plantilla de 500 profesionales. Entre 2003 y 2008 fue vicepresidente del Fútbol Club Barcelona. Actualmente es socio de la empresa de capital riesgo Nauta Capital.

Inmediatamente después de la compra, hecha por una cifra simbólica, los nuevos propietarios han de realizar una ampliación de capital de 100 millones de euros.

Una de las actuaciones que ha de realizar de forma urgente la compañía es el “redimiensionamiento en función de la demanda”, junto a la reducción de la complejidad de las operaciones. Todo ello incluido en el plan de negocio 2009-2001. La reestructuración se vincula al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que llega aplicando desde hace meses SAS que afecta a 775 trabajadores de la compañía, así como un ajuste de la flota, lo que implica una reducción de 15 aviones y reducciones en las rutas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad