Todó muestra su sorpresa al nuevo consejo de CatalunyaCaixa por la valoración del Frob

stop

NUEVO CONSEJO DE CX

El nuevo consejo de administración de Catalunya Caixa

11 de octubre de 2011 (18:23 CET)

El nuevo presidente de CatalunyaCaixa, Adolf Todó (hasta ahora director general), ha manifestado en el primer consejo de la nueva etapa su sorpresa por la ínfima valoración que, a su juicio, ha hecho el Banco de España de la entidad catalana. Este es el punto más llamativo de la primera reunión del órgano de gobierno para varios consejeros. El propio Todó, sin embargo, asegura a través de sus portavoces oficiales, que no se manifestó en este sentido.

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (Mafo), ordenó la toma del 90% del capital tras valorar la caja en apenas un 10% de lo estipulado por sus anteriores responsables.

CatalunyaCaixa fue de las primeras en anunciar que recurrían al Frob. Hasta ahí no ha habido sorpresas. Es una estrategia que el nuevo presidente ejecutivo había planteado para no devaluar la caja y lograr vender las participaciones del Frob en las mejores condiciones y propiciar su salida, prevista en cinco años. Todó también quiere esperar a que la tormenta financiera amaine para dar entrada a nuevos inversores privados.

Los hombres de Mafo

Sin embargo, la desolación llegó el día en el que Mafo dio a conocer la valoración que daba a cada una de las entidades nacionalizadas (además de CatalunyaCaixa, Unnim y Novacaixagalicia). El golpe fue total en el seno de CatalunyaCaixa cuando se comunicó que para el Banco de España no vale ni el 10% de su valor en libros. Hoy, el Frob controla el 90% de CatalunyaCaixa tras desembolsar 1.728 millones de euros.

Es un cálculo totalmente injusto a juicio de Todó, y así lo ha expresado en el primer consejo de la entidad tras la inyección de capital público en la caja, según ha podido conocer Economía Digital.

La reflexión de Todó ha sido lo más llamativo de un consejo en el que, por lo demás, han tomado posesión del cargo los nuevos consejeros de la entidad. Desde este martes, por lo tanto, el Banco de España ya se sienta en el órgano de gobierno de CatalunyaCaixa. Los hombres de Mafo serán Juan María Hernández, Orlando García y José Antonio García. La Generalitat ha logrado que no asuman los cargos de máxima responsabilidad, pero a la práctica el futuro de CatalunyaCaixa está en sus manos.

Consejeros independientes

Los consejeros independientes también han tomado posesión. Joaquim Boixareu, Luis Conde, José García-Montalvo, Helena Guardans y Edward Hugh asesorarán a la entidad atendiendo a sus distintos perfiles profesionales. Son empresarios, académicos y economistas, pero no banqueros. CatalunyaCaixa quiere que los asesores independientes aporten una visión económica general y no tan financiera. El apego al territorio es otra característica que ha decantado su elección. Todó cree que con ellos se conforma un consejo de administración “a la altura de cualquier gran banco español”.

Más concretamente, Conde presidirá la comisión de retribuciones y nombramientos y García-Montalvo se encargará de las auditorías internas. El nuevo presidente ha querido cumplir a rajatabla con las buenas prácticas bancarias entregando a dos independientes el control de áreas capitales para cualquier entidad financiera.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad