Carlos Torres y Onur Genç, presidente y consejero delegado de BBVA, en la junta de accionistas de 2019. EFE

Torres, a los accionistas de BBVA: "La investigación durará meses"

stop

Carlos Torres no acepta preguntas de los periodistas pero sí da explicaciones a los accionistas de BBVA sobre el caso FG-Villarejo

Xavier Alegret

Economía Digital

Carlos Torres y Onur Genç, presidente y consejero delegado de BBVA, en la junta de accionistas de 2019. EFE

Barcelona, 15 de marzo de 2019 (12:30 CET)

Carlos Torres Vila se ha enfrentado este viernes por primera vez a la junta de accionistas de BBVA como presidente de la entidad, con una patata caliente. La madre de todas las patatas calientes, en realidad: la contratación de la empresa Cenyt, del excomisario Villarejo, para espiar a políticos, empresarios y periodistas, en la etapa de Francisco González (FG) como presidente.

Antes del inicio de la junta, celebrada en Bilbao, Torres ha querido decir unas palabras ante los periodistas, sin preguntas. Después, en la junta, en su discurso inicial no ha hablado del caso FG-Villarejo, pero justo antes de las preguntas, sí les ha dado explicaciones y les ha pedido tiempo, porque la investigación necesitará todavía varios meses.

Ante los periodistas, ha hecho una breve declaración de menos de dos minutos en la que no ha aceptado preguntas de la prensa y que ha usado para recordar los buenos resultados económicos de BBVA durante 2018 y para decir unas palabras sobre el polémico caso que está marcando los últimos meses del banco.

“En relación al caso Cenyt, BBVA seguirá investigando con rigor, colaborando activamente con la justicia en el esclarecimiento de los hechos por el interés de la entidad”, es todo lo que ha dicho Torres Vila justo antes de despedirse de los periodistas e irse de la sala donde estaba congregada la prensa en el Palacio Euskalduna de Bilbao.

Como FG en la carta que envió a Torres, el presidente de BBVA evita decir el nombre del polémico excomisario Villarejo. Tampoco se atrevió, como sí hizo a finales de enero, a poner la mano en el fuego por su predecesor y padrino. Ello pese a que González le hizo un favor al renunciar a sus cargos de presidente de honor y de la fundación, que se dio a conocer este jueves.

Torres Vila da explicaciones a los accionistas de BBVA

Unos minutos más tarde, poco después de las 12 del mediodía, Torres se ha dirigido a los accionistas, por primera vez como presidente, en un discurso de poco más de media hora, más corto del de muchos de los presidentes del IBEX.

Igual que ante los periodistas, no ha pronunciado ni el nombre de su predecesor ni el de Villarejo. Pero a diferencia de la declaración de prensa, no ha hecho ninguna alusión al tema. Ha centrado su discurso a repasar el año y, brevemente, los resultados —los detalló después el consejero delegado, Onur Genç—.

No obstante, Torres ha vuelto a tomar la palabra tras el discurso de Genç para hablar exclusivamente del caso de los espionajes. Así, ha separado estas declaraciones del balance de último año del banco y ha dado paso a los accionistas justo después de decirles todo lo que asegura poder decir sobre el escándalo del caso Villarejo.

“Quiero agradecer a Francisco González su renuncia hasta que terminen la investigaciones, pues quiere evitar que las mismas perjudiquen a la entidad”, ha iniciado Torres, que, a diferencia de a finales de enero, no ha puesto la mano en el fuego por quien fue su padrino. Sobre el caso Cenyt, ha asegurado que “de confirmarse, se trataría de conductas muy graves, deplorables y contrarias a los valores de BBVA”.

Carlos Torres sobre el caso FG-Villarejo: "De confirmase, serían conductas muy graves, deplorables"

Después, el presidente de la entidad ha recordado que investiga el caso desde mediados del año pasado y que en enero dio un nuevo impulso a las investigaciones con el encargo del informe forensic a PwC. Justamente a apelado a esta compañía para justificar que todavía no puede ofrecer las conclusiones de las pesquisas.

“Nuestra intención es que la investigación esté concluida cuanto antes, pero PwC nos ha advertido de que se requerirán varios meses de trabajo, y entenderán que tan importante o más que hacer la investigación rápido, es hacerla bien”, ha explicado. Torres ha enmarcado la implicación de BBVA en el caso en “una pequeña parte” de una investigación judicial contra ex cargos policiales.

Para tranquilizar todavía más a los accionistas, ha recordado que el impacto del caso FG-Villarejo en el negocio, los resultados y la acción del banco es nula: “A día de hoy, no hemos encontrado impacto directo en el negocio o la cotización del banco”.

En el turno de preguntas de los accionistas, varios se han referido al asunto. Torres les ha respondido a todos al final con una sola frase: "Ya he dicho todo lo que puedo decir con las limitaciones que nos impone la investigación judicial".

Luis del Rivero (Sacyr) se defiende de FG

Uno de los accionistas que ha tomado la palabra ha sido Luis del Rivero, expresidente de Sacyr presuntamente espiado por Villarejo por orden del banco. Sacyr intentó el asalto a BBVA en 2004 pero fracasó. Para combatirle sería para lo que FG habría contratado a Cenyt, según lo que ha transcendido de la investigación. Villarejo espió a ministros del gobierno de Zapatero, al que consideraba aliado de Luis del Rivero.

El expresidente de Sacyr ha aprovechado la junta para cuestionar alguna de las premisas al respecto de la buena salud y evolución del banco,y de paso, para responder a FG, que en su carta a Torres, disparó directamente a la constructora y al gobierno. En realidad, Del Rivero había ido a Bilbao a pedir la dimisión de González, pero al producirse esta un día antes, cambió su intervención.

"Todos ustedes saben que Zapatero era inflexible. Alfonso Guerra dijo que era un Bambi, pero era un Bambi de acero", ha dicho respecto a la supuesta alianza para apartar a FG de BBVA. Como ejemplo de ello, puso la salida de Irak, la suspensión del trasvase del Ebro y la aprobación del Estatuto de Cataluña.

Dada esta determinación del expresidente socialista, ha venido a decir que si ZP hubiera querido, él controlaría ahora BBVA. "Si Zapatero hubiera estado a favor, la acción habría triunfado, como se vio después con Endesa, que Pedro Solbes [ministro de Economía], que estaba a favor, no solo fue consejero de Endesa sino también de Enel".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad