Goirigolzarri alerta a Sánchez de los cantos de sirena de Podemos en Bankia. EFE

Una Bankia autocrítica señala cómo mejorar con BMN

stop

El consejero delegado de Bankia comparte los puntos del negocio que deben mejorar tras la absorción de BMN: “La velocidad de crucero es insuficiente”

Madrid, 26 de julio de 2018 (13:46 CET)

Autocrítica en Bankia. El punto final del primer semestre sirve a los equipos de José Ignacio Goirigolzarri como inflexión para analizar donde podría mejorar el negocio con BMN integrada sin aristas reseñables. La absorción se cierra antes de lo previsto y el banco resultante cree que puede exprimir con mayor intensidad las oportunidades del negocio.

El consejero delegado, José Sevilla, reflexiona. “Hemos mejorado la velocidad de crucero del primer al segundo trimestre pero aún es insuficiente”. “Tenemos ahora una oferta comercial que es única a la que que sacar más brío; seremos más exigentes con la satisfacción del cliente –particularmente con los procedentes de BMN—”.

Donde la fusión sí se muestra en plena forma es en la parte del negocio relacionado con medios de pago y créditos. Pero fuera del balance hay auténticos páramos en los que Bankia puede esprintar. Sevilla reconoce a Economía Digital que el mercado de los seguros es una asignatura pendiente. “Tenemos potencial por desarrollar”.

Bankia acelerará con BMN

Si el banco cumple con aspectos como mejorar en fidelización de clientes y desarrolla “el potencial” que Bankia detecta en actividades complementarias al negocio core; Sevilla está convencido de que el sprint que dio entre el primer y el segundo trimestre tomará más impulso el próximo trimestre. Por tanto, Sevilla traslada las intenciones de no frenar en dinamismo.

Y tiene sus motivos. Bankia es una entidad pensada para ofrecer sus mejores resultados en un ciclo de intereses positivos. Su plan estratégico así lo refleja. De modo que, ahora, sufre más que sus competidores en la parte alta de la cuenta de resultados. Y para compensarlo, necesita más brío comercial y atacar con mayor ímpetu los costes.

Esta lógica se traslada con meridiana claridad al primer semestre del año. Las dos etapas son prácticamente esquizofrénicas entre ellas. Entre enero y marzo, con un banco focalizado a la integración de BMN, los crecimientos fueron escasos. El propio Goirigolzarri al clamar este jueves ante los analistas que “han recobrado el pulso comercial” reconocía que lo habían perdido.

Segundo trimestre de Bankia

Los últimos tres meses, las cifras lo reflejan, han sido de acelerón. Con una expansión del 24,2%. Más al detalle, el crecimiento en hipotecas fue del 18,1%, del 34,6% en créditos al consumo y del 35,8% en préstamos a empresas. La organización se orienta hacia estos dos últimos productos, que es donde puede obtener mayores rendimientos.

La composición de la cartera está dominada aún por el préstamo a la vivienda (58,5%) que son los de menor margen. Por el contrario, en consumo apenas anota el 3,6%. Empresas supone el 33,5% del total. Este mix, aunque tiene ventajas como el menor riesgo, hace que Bankia padezca en términos estrictos de negocio bancario clásico. Los negocios más rentables tienen poco peso.

Los puntos fuertes de Bankia

Bankia posee mimbres para compensar. El ritmo de captación de clientes con nóminas es alto: 112.000 en seis meses; a los que luego puede ofrecer préstamos preconcedidos y pólizas de seguros o fondos de pensión. Es un banco eficiente, el mejor de España, y es capaz de generar capital hasta armar ratios muy por encima del sector (CET1 al 12,41% y solvencia en el 15,58%). Llama la atención en positivo un dato: 50.000 clientes pagan a través de Apple Pay un mes después de activar el servicio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad