Alcoa se dispara en bolsa a niveles preCovid mientras ‘entierra’ Lugo

Alcoa cerró la sesión de este martes en la bolsa de Nueva York marcando máximos anuales. Ahora, vale 2.200 millones más que cuando anunció el cierre de Lugo

Alcoa se dispara en bolsa a niveles preCovid mientras 'entierra' Lugo

Cita crucial para el futuro de Alcoa este jueves. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) acoge el juicio por la demanda contra el despido colectivo puesto en marcha por la multinacional americana en la factoría de aluminio primario de Cervo (Lugo) y que afecta a más de medio millar de trabajadores solo de forma directa. Los sindicatos confían en el que ERE en marcha sea declarado nulo. Argumentan que existe jurisprudencia al respecto y recuerdan que el alto tribunal gallego ya aprobó parte de las medidas cautelares solicitadas por la parte social, algo que ha impedido a los de Pittsburgh parar las cubas de electrolisis de la planta.

Hasta el momento, Alcoa ha dado calabazas a todos los pretendientes que le han surgido a la fundición de A Mariña. No fue capaz de llegar a un acuerdo con Liberty House, filial del conglomerado británico GFG Aliance, y también rechazó la oferta de compra del propio Gobierno español a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), la dueña de Navantia. Para los sindicatos, estos son indicadores claros de que las causas del ERE no son objetivas, ya que la planta es «viable». Rechazan los argumentos del grupo americano e insisten en que el precio de la luz es el más bajo de los últimos años y la demanda de aluminio en China «va en aumento», por lo que «se están abriendo plantas en Europa». «Esto fue una decisión corporativa que se tomó en Pittsburgh por motivos estratégicos. Primero se tomó la decisión y después buscaron una justificación que no se ajusta a la realidad», dice José Antonio Zan, presidente del comité de empresa de San Cibrao.

Alcoa se dispara en bolsa

De momento, la realidad es que Alcoa está viendo cómo sus cifras se recuperan, algo, no obstante, que no la hace cambiar de parecer con respecto a Lugo. Este martes, la compañía cerró la sesión en la bolsa de Nueva York con la acción a un precio de 21,83 dólares y un rebote de casi un 10%. De esta forma, la cotización alcanzó su máximo anual y volvió a las cifras de principios de año, antes de que el título se derrumbara por causa de la pandemia.

Un dato evidencia a las claras cuánto han crecido las expectativas de los inversores con la compañía en estas últimas semanas. La actual capitalización bursátil de Alcoa se ha estirado por encima de los 4.000 millones de dólares. En mayo, cuando anunció su intención de parar la planta de aluminio primario de Cervo, el título de la compañía cotizaba en el entorno de los 9,5 euros. Desde entonces hasta ahora, el valor en bolsa de Alcoa se ha incrementado en más de 2.200 millones de dólares.

Venta millonaria en EEUU

En la espectacular subida de la pasada jornada influyen distintos factores. En primer lugar la tendencia al alza de los mercados americanos estas semanas, impulsados en buena medidas por la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca y, sobre todo, los anuncios de las vacunas contra el Covid-19. También influye el hecho de que la compañía acaba de cerrar una venta millonaria de un activo no estratégico en Warrick (Indiana). Se trata de su negocio laminador. Los de Roy Harvey anunciaron hace dos dias que habían llegado a un acuerdo con Kaiser Aluminium para traspasarle este activo en una transacción de 670 millones de dólares –587 millones en efectivo y 83 millones de dólares en fondos que se destinarán a los empleados–.

En la nota de prensa remitida a los medios, Alcoa destaca que esta venta forma parte de la estrategia que la compañía tiene en marcha para deshacerse de activos no esencialesEl plan de la compañía pasa por generar entre 500 y 1.000 millones de dólares de efectivo con traspasos. A principios de año, la aluminera anunció la venta de su antiguo negocio de tratamiento de residuos en Arkansas, por el que recibió 200 millones de dólares (tiene la posibilidad de facturar otros 50 millones más si se cumplen una serie de hitos). 

Preocupación con la alúmina

Todo esto mientras que en A Mariña, a la espera del juicio en el TSXG, las alarmas se disparan. El comité de empresa alertó este martes de que las plantas del complejo industrial –la de aluminio primario y también la de alúmina, no afectada por el ERE– podrían entrar en un «paro forzoso» como consecuencia de la decisión de la multinacional de no cubrir las bajas, lo que está provocando una auténtica «carencia de personal«.