Aludium, el eterno novio de Alcoa, augura un ‘boom’ en el mercado europeo del aluminio

La compañía del fondo Atlas, que tendrá una reunión con el comité de empresa, destaca en su memoria de sostenibilidad que el mercado europeo de laminados de aluminio seguirá creciendo en los próximos 20 años, teniendo Aludium "potencial para ser un líder"

Trabajadores de Alcoa en Lugo durante las protestas realizadas en 2020. Foto: EFE/Eliseo Trigo

Trabajadores de Alcoa en Lugo durante las protestas realizadas en 2020. Foto: EFE/Eliseo Trigo

Continúa complicándose la recta final de las negociaciones por la planta de Alcoa en San Cibrao a pesar de la existencia de seis potenciales compradores con los que el comité de empresa de A Mariña mantiene encuentros. El próximo será con Aludium y se celebrará la semana próxima. Pero, mientras tanto, la presión entre Gobierno y multinacional americana crece.

Este martes, Alcoa anunció que recurrirá ante el Supremo la sentencia de la Sala Social de la Audiencia Nacional que la condena a indemnizar o recolocar a los trabajadores de la actual Alu Ibérica en A Coruña y Avilés al encontrarla responsable de la venta fallida al fondo suizo Parter, que posteriormente las revendió a Grupo Industrial Riesgo. En opinión de los magistrados, los compradores, carentes de un perfil solvente y riguroso, evitaron que se llevase a cabo el proceso de reindustrialización pactado.

Los de Roy Harvey no solo anunciaron que recurrirán la sentencia, al no sentirse en modo alguno responsables de la situación de Alu Ibérica, también enviaron un claro aviso al Gobierno en relación a la negociación por San Cibrao. La sentencia, indica, “pone de manifiesto los riesgos de una venta de las plantas estructuralmente inviables en la que el vendedor es el que contribuye económicamente en la transacción, a pesar de contar con la supervisión de todos los actores involucrados en el proceso”. Es por eso que advierte de que está analizando “cómo afecta esta sentencia a su situación actual en España”. Aunque en el comunicado emitido no se refiere al Gobierno, la advertencia parece dirigida al Ejecutivo central que, en estos momentos, ya no está dispuesto a triangular la venta de la planta de A Mariña de Alcoa a un tercero a través de la SEPI.

Reunión del comité con Aludium

Y todo esto, que podría trastocar los planes de negociación pactados, se produce con seis potenciales compradores de San Cibrao sobre la mesa, todos ellos, por lo menos de forma aparente, solventes y con experiencia en el sector industrial. El próximo 29 de junio está previsto que el comité de empresa de la multinacional se reúna con representantes de Atlas Holding, interesada en la operación a través de su división de aluminio, Aludium, que ya adquirió a Alcoa en el pasado las plantas de Amorebieta, en Vizcaya, y de Alicante, así como la de Castelsarrasin, en Francia.

La compañía también se interesó en 2019, en este caso sin éxito, por las plantas de A Coruña y Avilés, ahora intervenidas judicialmente en el marco de otra investigación de la Audiencia Nacional por una posible despatrimonialización fraudulenta.

“Potencial para ser un líder”

Adelantado por este medio, el nombre de Aludium como posible interesado en la planta de San Cibrao siempre ha estado en la boca del sector industrial, ya que, en la actualidad, es un cliente destacado en España de la fábrica de aluminio primario de A Mariña. Lo cierto es que las perspectivas de negocio del grupo son amplias.

En su última memoria de sostenibilidad, publicada recientemente, explica que “el mercado europeo de productos laminados de aluminio está preparado para seguir creciendo en los próximos 15 o 20 años”. Indica que hay varios factores que sostienen este crecimiento, el primero la paulatina sustitución del acero debido al peso en el transporte y la disminución de los plásticos en los envases por la apuesta por el reciclaje. Otro de los factores será el “uso intensivo en celdas de batería para automóviles eléctricos”. Además, la compañía apunta en su memoria a que la mayoría de los clientes europeos son conscientes de que basar su abastecimiento únicamente en las importaciones chinas no es una estrategia “viable a largo plazo”.

Así, avanza que “una gran parte del crecimiento futuro de la demanda en Europa será suministrado por proveedores europeos y Aludium es uno de ellos”. “Tenemos el potencial para ser un líder en nuestro campo”, destacan.

En su memoria de sostenibilidad, Aludium también señala el reciclaje de aluminio “como uno de los pilares de su liderazgo empresarial” en este momento. “La compañía ha puesto el foco de su estrategia en aumentar su capacidad de producir aluminio reciclado y en incrementar el consumo de chatarra”, explica.

Atlas: 10.000 millones en ingresos anuales

Esta perspectiva de crecimiento es la que puede hacer que la compañía en manos de Atlas haga una apuesta fuerte por Alcoa San Cibrao, a expensas del tira y afloja que los de Pittsburgh viven en este momento con el Gobierno. El fondo dueño de Aludium destaca por su envergadura. Según se destaca en el citado documento, con sede en Greenwich, Connecticut, y fundada en 2020, “Atlas y sus filiales poseen y operan 23 compañías que emplean aproximadamente a 40.000 personas en más de 250 instalaciones en todo el mundo”. El holding empresarial opera en sectores “como el procesamiento de aluminio, la automoción, construcción, bienes de equipo, fabricación de alimentos y distribución, embalaje, papel o generación de energía”. Las empresas del grupo generan unos 10.000 millones de ingresos anuales.

Los resultados económicos de Aludium relativos al año de la pandemia aún no han sido publicados. No obstante, la memoria de sostenibilidad de la empresa de Atlas Holding revela que redujo significativamente la producción, que pasó de las 267.000 toneladas a 223.000. Aludium explica que este descenso se debió al impacto de la crisis económica provocada por el Covid y a los problemas de suministro de lingotes de chapa.