Audasa pide al Gobierno prolongar la concesión de la AP-9 por el Covid

La gestora de la Autopista del Atlántico plantea la solicitud de ampliación más allá de 2048 como una fórmula de compensación por el golpe del Covid

Puente de Rande

Tramo de la AP-9 a su paso por el Puente de Rande / EFE

Audasa ha dado el paso y solicita formalmente al Gobierno estirar el plazo de concesión de la Autopista del Atlántico más allá de 2048, cuando vence el contrato. Así lo manifiesta a un requerimiento de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y plantea esa posibilidad como una fórmula de compensación por los efectos del Covid en una infraestructura crítica como es la AP-9.

Hasta ahora, Audasa había descartado plantear una prolongación de la concesión de la autopista más allá del año 2048, al gozar ya del máximo tiempo legal de explotación en régimen concesional autorizado en España, que es de 75 años.

El Covid como justificación

Las previsiones que desglosa la compañía en el requerimiento enviado a la CNMV son pesimistas. Audasa anticipa una caída del tráfico en la autopista para 2020 del 27,7% y considera “un retorno a los niveles de tráfico previos al estado de alarma decretado en marzo de 2020 no antes de 2023”. 

En la carta al supervisor, según avanza Cinco Días, Audasa aclara que mantiene el riesgo de ser demandada, pero que también se le aplica el mantenimiento del equilibrio económico financiero en caso de que se den circunstancias imprevistas en el contrato. Por ello, ante el plazo de finalización para la explotación de la autopista, en 2048, la filial de Itínere aclara que unas posibilidades de compensación es su ampliación más allá de este plazo, “como consecuencia de la solicitud de reequilibrio”.