Biomasa, captura de CO2… Luz verde a la planta con la que Estrella Galicia disparará un 50% su producción

Con una capacidad de producción de 250 millones de litros de cerveza al año solo en su primera fase, la Xunta de Galicia emite una declaración de impacto ambiental favorable al complejo de Hijos de Rivera en Morás (Arteixo)

Ignacio Rivera, presidente ejecutivo de la Corporación Hijos de Rivera

Ignacio Rivera, presidente de Corporación Hijos de Rivera, durante la presentación de los resultados de 2021 / Ilona Rey

Paso de gigante para Hijos de Rivera, matriz de Estrella Galicia, de cara a su expansión. La Xunta de Galicia, a través de la Dirección Xeral de Calidade Ambiental, acaba de dar luz verde a la declaración de impacto ambiental de su proyecto para levantar en el polígono de Morás, en el ayuntamiento coruñés de Arteixo, una nueva planta de producción de cerveza.

La gigantesca factoría se desarrollará en cuatro fases, aunque por el momento solo se aborda la construcción de una primera que, según la información publicada este lunes en el Diario Oficial de Galicia (DOG), tendrá una capacidad de producción de 250 millones de litros al año.

Solo con esta primera parte del proyecto, la histórica cervecera incrementará en un 50% su capacidad de producción, que ronda los 500 millones. Durante el pasado ejercicio, los de Ignacio Rivera, vendieron la cifra récord de 436 millones de litros de cerveza. Cuando todas las fases estén completas, la capacidad de producción directamente, se habrá duplicado con respecto a la actual fábrica en A Coruña, sobrepasando los 1.000 millones de litros.

Tres altenativas para la alta demanda internacional

En su solicitud, Hijos de Rivera indicó a la Xunta que, a lo largo de los últimos años, la producción de cerveza en la planta de Estrella Galicia en el polígono de Agrela, en A Coruña, tuvo un crecimiento continuo. Sin embargo, “es incapaz, por su capacidad, de asumir el volumen de pedido que se espera para los próximos años, debido a la imparable presencia de dicha marca en un número cada vez mayor de países a nivel internacional”. También ha arrancado, de hecho, la construcción de una planta en Brasil cuyo objetivo es contar con una capacidad productiva de 150 millones de litros de cerveza ya a finales de 2023 y otros 150 millones en una segunda fase.

El promotor de la solicitud analizó tres alternativas distintas: la primera, la ampliación de su fábrica en Agrela; la segunda, una ubicación en el polígono de Vío y, la tercera y definitiva, la instalación en el ayuntamiento de Arteixo, en concreto en Morás.

Silos, estación depuradora y tanques

Fue en el año 2019 cuando la Xunta adjudicó a Hijos de Rivera casi la mitad del polígono de Morás por un precio de venta de algo más de 22 millones de euros. El Gobierno destacó que se trataba de una “fábrica de producción de cervezas de última generación”. Según la documentación de la Dirección Xeral de Calidade Ambiental, la planta contará con distintas infraestructuras. Una zona de recepción de materia prima, silos para el almacenamiento de malta y de maíz, un edificio de limpieza e malta y otro de molienda de la misma. Otro de cocedero, así como un silo para el bagazo, e instalaciones para albergar el lúpulo, le levadura y los enfriadores de mosto. Se contemplan también tanques de fermentación, de maduración y de preenchido, además de una nave de almacén de producto terminado y de retornable vacío.

La Xunta también explica en su documentación que el proyecto de la cervecera gallega cuenta también con una estación de tratamiento de aguas residuales (donde se realizará el tratamiento del efluente industrial previo al vertido a la red), así como una nave de almacenaje de biomasa (tanto de astilla de madera como bagazo no destinado a la alimentación animal) y un edificio para la recuperación del CO2.

Actuaciones contra el cambio climático

En lo que se refiere a instalaciones, se prevé también la construcción de una planta de tratamiento de agua desaireada y una planta generadora de vapor, además de otras de aire comprimido y de frío.

Siendo la sostenibilidad una de las apuestas de la compañía, la intención de la misma es que la planta generadora de vapor se sustente mediante energías renovables, que llegarán fundamentalmente de la astilla forestal de la planta de biomasa y del biogás procedente de la estación de aguas residuales. «Además, la compra de energía eléctrica será la procedente de fuentes de energía renovables e incluso estiman poder llegar a autogenerar energía mediante placas fotovoltaicas que cubrirán hasta un 19% de las necesidades«, explica la Xunta.

Biomasa

Sobre la apuesta de Hijos de Rivera por la biomasa hay que tener en cuenta que, recientemente, resultó adjudicataria de algo más de un millón de euros para una línea de ayudas del Ministerio para la Transición Ecológica para que construcción de una planta de biomasa en la fábrica de Agrela.

La nueva fábrica de Estrella Galicia ocupará casi la mitad del polígono de Morás