Curvas para Portobello en Galicia: busca comprador para Trison y 15 millones para Sidecu

Sidecu busca ayudas por valor de 15 millones de "organismos institucionales" tras acumular pérdidas de idéntico importe en los dos últimos años como consecuencia de la crisis por el Covid-19

Sidecu

Imagen de archivo de un centro deportivo de Sidecu

Nueva etapa para Portobello Capital en Galicia. El fondo de inversión encara 2022 con desafíos a la vista en sus dos participadas con sede en la comunidad. La firma busca comprador para Trison, el histórico proveedor de Inditex, y, además, capea el temporal en la coruñesa Sidecu.

Esta última, propietaria de la cadena de gimnasios Supera y de campos de golf como el de A Torre en A Coruña, ha visto cómo su cuenta de resultados se ha dado la vuelta con el estallido del Covid-19. La compañía pasó de ganar 3,1 millones de euros en 2019 y ultimar un plan de expansión por toda la Península Ibérica (proyectaba media docena de aperturas en Portugal) a teñirse de rojo con la pandemia.

Los números de Sidecu

Sus pérdidas ascendieron a 7,5 millones de euros en 2020 y en 2021 volvieron a registrar un nuevo ascenso hasta encaramarse a los 8,7 millones tras facturar 26,5 millones de euros. Esta última cifra supone poco más de la mitad respecto a los 47,7 millones de euros a los que ascendía su cifra de negocio en 2019.

Estos números rojos continuados han llevado a que la firma cuenta ahora con un fondo de maniobra negativo por importe de 12,9 millones de euros y que la firma busque alternativas de financiación. «El grupo ha cumplido con todas las obligaciones de los compromisos adquiridos y obligaciones de contratos de deuda y espera poder seguir haciéndolo sin problemas durante el 2022», afirma la compañía en su memoria anual.

En el documento también reconoce que «está gestionando la obtención de financiación a largo plazo a través de programas promovidos por organismos institucionales para compañías viables que han sido especialmente afectadas por el Covid«. «De obtenerse», prosigue la empresa, esta ayuda «podría situarse en el entorno de los 15 millones de euros«, al tiempo que reconoce que «se están analizando otras posibilidades de financiación».

De Iberconsa a Trison

De esta forma, Portobello, que vendió su mayoría accionarial en la viguesa Iberconsa al fondo Platinum Equity en 2019, se ve ahora golpeada por el frenazo en Sidecu en un periodo en el que, además, aborda la venta de su otra gran apuesta en la comunidad: Trison.

Y es que Portobello Capital ha nombrado al grupo canadiense Canaccord Genuity como asesor financiero para abordar la venta de la firma gallega especializada en marketing sensorial. El movimiento tiene lugar seis años después de que el fondo se hiciese con una participación del 70% en la compañía, que en los últimos años se ha reforzado con las adquisiciones de TMM Communication y Beaver Group y que habría cerrado el ejercicio 2021 con un ebitda (beneficio bruto de explotación) cercano a los 15 millones de euros.