De nuevo a juicio el ex ‘jefe’ de El Corte Inglés acusado de acoso sexual

La Audiencia Provincial ordena repetir el juicio contra un ex alto cargo de El Corte Inglés de Santiago por acoso sexual a una trabajadora

Centro comercial de El Corte Inglés en Santiago de Compostela

Centro comercial de El Corte Inglés en Santiago de Compostela

La Audiencia Provincia de A Coruña ha ordenado repetir el juicio contra un ex jefe de planta de El Corte Inglés de Santiago que fue despedido por la cadena de grandes almacenes al determinar que había acosado sexualmente a una trabajadora. La sentencia, emitida el pasado 26 de marzo, anula la resolución del Juzgado de lo Penal número 1 de la capital gallega, que había absuelto al acusado.

Los magistrados consideran que se produjo una “irracional valoración probatoria” por parte del juez y anulan tanto su resolución como el propio acto del juicio oral, ordenando retrotraer la causa al momento anterior, celebrar una nueva vista y emitir una nueva sentencia “por magistrado diferente al que ha intervenido hasta ahora”, según el fallo al que ha tenido acceso este medio.

En consecuencia, el ex jefe de planta de El Corte Inglés, J.M.C.D., será juzgado de nuevo por presuntos delitos de acoso sexual, acoso laboral y contra la integridad moral, para los que la acusación pedía hasta cuatro años de cárcel y la Fiscalía –que no incluía el delito contra la integridad moral– 19 meses de prisión.

Ceses en la cúpula gallega de El Corte Inglés

El caso, que cobra de nuevo fuerza en la vía penal, salpicó a varios cargos de la antigua dirección de El Corte Inglés en Galicia después de que una sentencia del Juzgado de lo Social número 1 de Santiago concluyera que la empresa “evitó enterarse de lo que ocurría” ya que «ningún responsable de la empresa o jefe de personal procedió a realizar una mínima investigación de lo que estaba sucediendo” pese a las advertencias de la empleada.

Aquel fallo fue en 2017, el mismo curso en el que fue despedido el jefe de planta después de que la Comisión Instructora para el Tratamiento e Investigación de Situaciones de Acoso (CITSA), el protocolo interno de la compañía para estos casos, concluyera que la trabajadora sufrió acoso sexual por parte de su superior. Dos años después, coincidiendo con la aparición de la denunciante, Isabel Fraga, en el programa Salvados de La Sexta, el entonces jefe de personal, el director del establecimiento compostelano y el responsable de personal de Galicia fueron cesados.

A pesar de todos estos antecedentes, la denuncia por la vía penal naufragó. Al menos inicialmente. El juicio celebrado en febrero de 2020 en el juzgado de lo penal concluyó con una sentencia absolutoria. Ahora, tras el recurso presentado por la defensa de la acusada, dirigida por el letrado Mariano Sierra, la Audiencia Provincial anula dicha absolución y devuelve la causa al punto de partida.

El juez erró en la valoración de las pruebas

Los magistrados invocan tres motivos de la “manifiesta falta de racionalidad en la motivación fáctica” del juzgado de lo penal. Señalan que no se ha valorado la existencia de “una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante” para la extrabajadora; también la “errónea valoración del comportamiento del acusado” hacia los diferentes trabajadores en base a las testificales practicadas; y, finalmente, la falta de una valoración racional de la prueba documental relativa al CITSA de El Corte Inglés y al pronunciamiento de la sentencia del Juzgado de lo Social n. º 1 de Santiago.

“Pese a recogerse en los hechos probados una serie de conductas de carácter sexual (como son las insinuaciones y comentarios de contenido sexual, exhibiciones en el teléfono móvil de material de naturaleza sexual, tocamientos en piernas y cintura y proposiciones de mantener relaciones sexuales), en algunos reiteradas en el tiempo, no se constata en la víctima una situación de sufrimiento por la humillación sufrida y la hostilidad manifestada. No se realiza una valoración racional sobre dicha cuestión”, concluye la Audiencia Provincial.

«Me propuso ir a un hotel»

En el juicio celebrado en febrero del año pasado cuatro trabajadoras de El Corte Inglés declararon sentirse acosadas por el ex jefe de planta del centro comercial de Santiago, señalaron que era habitual que les dijera frases de contenido sexual o les mostrase vídeos pornográficos y dos aseguraron haber recibido propuestas sexuales por parte del acusado. “Me propuso ir a un hotel, que podíamos ir en coche y no nos iba a ver nadie y mi marido no se iba a enterar”, aseguró Isabel Fraga, cuya pareja era también un alto cargo en El Corte Inglés de Santiago cuando se produjo el acoso.

La defensa, por su parte, presentó ocho testigos, entre ellos seis trabajadoras, que aseguraron que el comportamiento del exjefe de planta era bueno y diligente y que nunca vieron comentarios soeces o situaciones de acoso de ningún tipo durante su jornada laboral.