El PSOE recrudece su guerra con Ence y la denuncia por delito ambiental

La fábrica tiene un expediente de investigación abierto por el Ministerio Público en relación a las declaraciones de su presidente, ahora denunciadas por el PSOE

Ence

Imagen de archivo de la biofábrica de Ence en Pontevedra

El PSOE de Pontevedra ha decidido denunciar ante la Fiscalía al Grupo Ence por las declaraciones vertidas de su presidente, Ignacio de Colmenares y Brunet, acerca de la «existencia de riesgos medioambientales y para la salud de las personas» en la planta.

La denuncia ha sido formalizada este viernes por el portavoz municipal del PSOE en Pontevedra, Tino Fernández, acompañado por el abogado Pedro Hermida Paredes, por considerar dichas declaraciones recogidas en vídeo como «gravísimas y alarmantes». A los cargos denunciados se suma el de amenazas, ya que «en un contexto en el que se busca prolongar el período de actividad de la fábrica en Pontevedra, su CEO está supeditando la ejecución de inversiones para mejorar la fiabilidad de la planta y no tener sustos a que las leyes se redacten a su antojo», según se lee en el escrito.

«Palabras descontextualizadas»

Desde Ence, que tiene un expediente de investigación abierto por el Ministerio Público acerca del vídeo de las declaraciones desde la semana pasada, aseguran que las palabras del presidente de la compañía estaban descontextualizadas. Tino Fernández, teniente de alcalde de Pontevedra, cree que Ignacio de Colmenares «dijo lo que dijo sabiendo lo que decía porque es el presidente del grupo».

Fernández ha lamentado que la «fábrica no está actuando con limpieza informativa, ni en eso ni en nada» ya que, a su juicio, «lleva ‘embarullando’ el terreno de juego desde hace tiempo» en relación con la Ley de Transición Ecológica y la concesión que la fábrica pastera tiene para permanecer en la ría. También ha trasladado su preocupación por los puestos de trabajo que se perderían y ha prometido luchar «para que no cierre y que se traslade».

Así, de cara al futuro, Tino Fernández ha indicado que el Ayuntamiento quiere que Ence se marche de Lourizán, pero que permanezca en la comarca y que los puestos de trabajo sean garantizados por la empresa, a quien le reclama sentarse con el personal para explicarles «la verdad de la situación».

Ence, por su parte, ha pedido que no se «descontextualicen» las palabras de su consejero delegado, que fue grabado «ilegalmente», y asegura que el complejo fabril es «seguro». Como muestra de ello, la empresa situada en Lourizán alega la certificación de Aenor, que acredita «el cumplimiento de la norma internacional ISO 45.001 por parte de la planta, por su robusto sistema de gestión de la seguridad». De hecho, los índices de seguridad de Ence Pontevedra son, año a año, «diez veces mejores que los de la industria en España», afirma la compañía.

Además, reitera que no hay una ubicación alternativa «viable» en toda la comunidad gallega, como viene defendiendo desde hace años.