El socio de Pharma Mar en EEUU compra el primer productor de fármacos a base de cannabis

Jazz Pharmaceuticals paga 6.000 millones de euros para comprar GW, que comercializa fármacos contra la esclerosis múltiple o la epilepsia con derivados de cannabis

Bruce Cozadd

Bruce Cozadd, presidente de Jazz Pharmaceuticals, socio de Pharma Mar

Nuevo salto de Jazz Pharmaceuticals. La compañía, que a finales de 2019 selló un contrato milmillonario con Pharma Mar para comercializar el antitumoral Zepzelca en Estados Unidos, ha anunciado que desembolsará un total de 7.200 millones de dólares (unos 6.000 millones de euros al cambio actual) para hacerse con el control de GW Pharmaceuticals.

La adquisición se articulará a través de un pago de 200 dólares por acción y la entrega de 20 dólares en acciones. Según asegura Jazz Pharmaceuticals, el acuerdo está previsto que se cierre a lo largo del segundo trimestre y permitirá elevar la facturación de Jazz a un ritmo de doble dígito tras pasar a hacerse con el control de fármacos como el Nabiximoles o el Epidiolex. Se trata de dos de los fármacos estrella de GW Pharmaceuticals.

El primero está dedicado al tratamiento de la esclerosis múltiple y fue primer derivado natural de la planta de cannabis en recibir este tipo de autorización en todo el mundo. El segundo, por su parte, está enfocado al tratamiento de la epilepsia en niños.

Los pagos pendientes por Zepzelca

Con este movimiento, Jazz Pharmaceuticals da un nuevo salto y refuerza una cartera de activos en la que ocupa un lugar destacado Zepzelca. Se trata del fármaco desarrollado por Pharma Mar para el tratamiento del cáncer de pulmón microcítico en pacientes de segunda línea y que el pasado mes de junio recibió la aprobación acelerada por parte de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) estadounidense.

En sus tres primeros meses de comercialización, Jazz ya ha logrado unas ventas por valor de 36,9 millones de dólares (cerca de 31 millones de euros), abriendo así una nueva fuente de ingresos para Pharma Mar. La compañía presidida por José María Fernández de Sousa ya ha recibido 300 millones de dólares de Jazz Pharmaceuticals como parte de este acuerdo que también recoge el pago de otros 150 millones de dólares en cuanto el fármaco reciba la aprobación definitiva por parte de Estados Unidos. A estas cantidades podrían sumarse otros 550 millones de dólares en función de si se cumplen determinados hitos comerciales, así como unos royalties de entre el 10% y el 30% sobre las ventas generadas.