El yerno de Juan Roig, prestamista de Room Mate e inversor de piscifactorías en Galicia

El grupo inversor Atitlan, que ha salido al rescate de Room Mate con un préstamo de 15 millones, es propietario de una planta acuícola en Cambados especializada en lenguado y rodaballo que compró a Grupo Matutes

Roberto Centeno y Aritza Rodero lideran el fondo Atitlan

Roberto Centeno y Aritza Rodero lideran el fondo Atitlan

La familia de Juan Roig, el dueño de Mercadona, suma una nueva conexión con Galicia que va más allá de la mayor cadena de supermercados de España. Lo ha hecho por la vía de urgencia, saliendo al rescate de la cadena hotelera Room Mate, participada en un 30% por Sandra Ortega, la hija del fundador de Inditex. El grupo inversor Atitlan, fundado por Roberto Centeno –el yerno de Roig—y por Aritza Rodero concedió un préstamo de 15 millones a la empresa de Kike Sarasola, que sigue tratando de recuperarse del golpe del Covid-19.

Room Mate llegó a la crisis sanitaria con la lengua fuera, tras encadenar ejercicios en números rojos y acumular un agujero patrimonial de 50 millones mientras cuadraba su expansión internacional con Rosp Corunna como socio y soporte financiero. Sandra Ortega, según avanzó Cinco Días, prepara su salida de la cadena hotelera, que está a la espera de la ayuda de la SEPI para obtener liquidez y encarar la recuperación, previsiblemente, con la entrada de algún socio.

En esa tarea está inmerso Kike Sarasola, que con el préstamo de Atitlan tendrá oxígeno hasta el verano, cuando una respuesta de la SEPI y, si el coronavirus lo permite, los ingresos del turismo podrían deparar un mejor escenario para la compañía.

De la familia de Abel Matutes a la de Juan Roig

Atitlan, firma valenciana, tiene operaciones en Galicia, donde entró en 2017 con la compra de una piscifactoría en Cambados. A través de la filial de acuicultura Sea8, el grupo inversor adquirió la planta acuícola que pertenecía a Grupo Matutes, del hijo de Abel Matutes, ex ministro de Asuntos Exteriores con José María Aznar en Moncloa.

Matutes controlaba la piscifactoría Aquacria Arosa, especializada en la cría de lenguado y rodaballo, a través de Cultivos Piscícolas Marítimos (Cupimar). Con la adquisición, además de anunciar una importante inversión en la planta, Atitlan reforzó su división de acuicultura, que cuenta también con dos instalaciones en Portugal, una en Póvoa de Varzim –donde se ubica el centro logístico de Mercadona para el territorio luso– y otra en Aveiro con capacidad para 400 toneladas anuales de lenguado.