Room Mate: quiebra técnica y rescate de Sandra Ortega y la banca

Citi aplaza a 2024 el cobro de un crédito de 54 millones a la cadena de Kike Sarasola, que recibió un préstamo de 6,6 millones de Sandra Ortega pese a su agujero patrimonial

Room Mate: quiebra técnica y rescate de Sandra Ortega y la banca

La cadena hotelera Room Mate llegó a la crisis provocada por el coronavirus tras un nuevo ejercicio en números rojos. El grupo del empresario Kike Sarasola cerró 2019 con más de 10 millones en pérdidas y un patrimonio neto negativo de 50 millones de euros, fruto de los números rojos acumulados durante los últimos años.

La situación de quiebra técnica del cierre de curso se repite desde al menos 2015 para una cadena que está en proceso de expansión y que tiene en Sandra Ortega a su principal financiadora. Aunque los ingresos acariciaban los 100 millones anuales antes de la irrupción del Covid-19, las pérdidas también aumentaron y el agujero patrimonial se ensanchó en casi 15 millones en un solo ejercicio.

El rescate de Citi

La debilitada situación financiera de Room Mate se agravó por la interrupción de la actividad a causa de la pandemia, obligando al equipo de Kike Sarasola a tomar cartas en el asunto. El movimiento más obvio fue la aplicación de un ERTE para prácticamente toda la plantilla en España y de procesos similares en Francia, Italia, Turquía y Estados Unidos debido al cierre de hoteles por el coronavirus. A esto se sumó la búsqueda de financiación oficial a través de los programas que habilitaron los gobiernos para paliar la crisis.

Más allá del impacto del Covid, Room Mate afrontaba en 2020 el vencimiento de 55 millones de deuda, que en su mayor parte procedían de un crédito de 54 millones otorgado por Citi Bank en 2015 para financiar la expansión del grupo hotelero.

El banco norteamericano accedió a refinanciar la deuda, ampliando el vencimiento del préstamo hasta el 31 de diciembre de 2024.

El apoyo de Sandra Ortega

Además del apoyo de Citi, la otra pieza clave en el futuro de la cadena hotelera es Sandra Ortega. La hija del fundador de Inditex y de Rosalía Mera concedió un préstamo participativo a la empresa por valor de 6,6 millones de euros, dando continuidad a la operación ejecutada un año antes, cuando entregó un crédito 19,4 millones tras la unificación de varios préstamos anteriores.

La deuda de Room Mate con la que, según Forbes, es la mujer más rica de España, continúa aumentando y se sitúa por encima de los 26 millones. Sobre el papel, el vencimiento para la devolución de este importe es el 31 de diciembre de 2021, si bien todo apunta a que Sandra Ortega tendrá que asumir un nuevo aplazamiento ante la difícil situación de la cadena y del sector turístico en general.

La inversora gallega controla el 30% de Room Mate a través de su brazo inversor Rosp Corunna Participaciones Empresariales. La cadena cuenta con una treintena de hoteles y en el ejercicio previo a la pandemia facturó 98,4 millones de euros. Según las propias estimaciones del grupo, las reservas cayeron en torno a un 50% durante el primer semestre de 2020, cuando se desató la crisis sanitaria. A cierre de ejercicio, la deuda de Room Mate superaba los 94 millones.