La fiebre del hidrógeno verde en Galicia también llega a los drones

El Instituto Tecnológico de Galicia (ITG) y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) trabajan conjuntamente para que el hidrógeno renovable sea una alternativa para las operaciones con drones

Drones

Imagen de archivo de los impulsores del proyecto DroneSuite

Los usos del hidrógeno verde, impulsado por las políticas de descarbonización y la promesa de los fondos europeos de reconstrucción, se diversifican en la comunidad. El Instituto Tecnológico de Galicia (ITG) y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) trabajarán conjuntamente para que el hidrógeno producido a partir de fuentes de energía renovables sea una alternativa viable y limpia para las operaciones con drones, especialmente en el escenario de alta densidad de vuelos que la normativa habilitará en los próximos años.

Los beneficios del hidrógeno verde

La alianza investigadora entre ITG, centro tecnológico privado de referencia en energía y sistemas aéreos no tripulados, y el INTA, organismo público de investigación del Ministerio de Defensa, permitirá a los drones aumentar su disponibilidad al incrementar su autonomía de vuelo y reducir los tiempos de repostaje en puntos de recarga automatizada, conocidos como vertipuertos.

Ambas entidades amplían de esta forma, según indican en un comunicado, una intensa relación previa que en los últimos años se ha centrado en el ámbito del almacenamiento y gestión de energía eléctrica de origen renovable, o el desarrollo de tecnologías facilitadoras para la movilidad con vehículos eléctricos.