La multinacional IBA se hace con los equipos de protonterapia de Amancio Ortega por 263 millones

La mesa de contratación de Sanidad propone adjudicar los nuevos equipos contra el cáncer que pagará Amancio Ortega a Ion Beam Applications, empresa belga que también optó a los aceleradores que donó el fundador de Inditex

Pedro Sánchez, Carolina Darias y Flora Pérez Marcote en el anuncio de la donación de Amancio Ortega

Pedro Sánchez, Carolina Darias y Flora Pérez Marcote en el anuncio de la donación de Amancio Ortega

La multinacional belga Ion Beam Applications (IBA) está a un paso de adjudicarse el suministro de los equipos de protonterapia que costeará la Fundación Amancio Ortega. La mesa de contratación del concurso organizado por la Secretaría de Estado de Sanidad ha propuesto a la compañía, uno de los grupos de referencia mundial en la terapia de protones para el tratamiento del cáncer, como adjudicataria del contrato por un valor de 217,8 millones de euros más IVA, en total, 263,5 millones. Supone una leve rebaja sobre los 271 millones previstos en el presupuesto de licitación.

Para la adjudicación definitiva todavía resta la entrega de más documentación por parte de la empresa, en concreto, la acreditación de solvencia económico financiera y alguna información adicional sobre subcontratas, en caso de tenga previsto los servicios de terceras empresas. La de IBA fue la única oferta valorada por la mesa ya que se convirtió en el único licitador que llegó a la fase final del proceso. Al menos un grupo americano, BestTeam, participó en la licitación, aunque sin pasar el corte. Se esperaba también que Varian, filial de tecnología sanitaria de Siemens, pujará por los equipos donados por el fundador de Inditex, pero, si presentó una oferta, esta no consiguió acreditar los requisitos técnicos. El Ministerio de Sanidad no dio información al respecto este martes, cuando se propuso la adjudicación a IBA.

Equipo protonterápico de IBA
Equipo protonterápico de IBA

Si nada extraño sucede, el fabricante europeo se encargará de suministrar los diez aceleradores de protones donados por Amancio Ortega, que convertirán al sistema público de salud español en uno de los pocos en el mundo que desplegará esta tecnología para el tratamiento oncológico. Según el desarrollo presupuestario previsto en los pliegos, será en 2024 y 2025 cuando se ejecute el grueso del contrato. Los aceleradores se instalarán en Santiago, Guipúzcoa, Barcelona (2), Sevilla, Málaga, Valencia, Gran Canaria y Madrid (2).

El contrato se carga a los Presupuestos Generales del Estado, ya que es el Ministerio el que dirige la contratación del proveedor y la ejecución del suministro e instalación de los equipos. Posteriormente, el fundador de Inditex cubrirá las facturas.

Un premio buscado para IBA

IBA es uno de los pocos proveedores de este tipo de tecnología sanitaria en el mundo. Junto a la multinacional belga, Hitachi, Varian y Mevion son los principales referentes del sector. La compañía facturó el año pasado 313 millones, de los que 228 millones correspondían al área de protonterapia. Recientemente se presentó a la licitación organizada por la Consejería de Salud del Gobierno de Cantabria para instalar un equipo de haz de protones en el Hospital Marqués de Valdecilla. Quedó segunda, por detrás de Varian, aunque ha recurrido la valoración de la mesa debido al estrecho margen que medió entre ambas.

Las dos multinacionales también se presentaron a diversos concursos autonómicos para instalar los equipos de diagnóstico y tratamiento radioterápico del cáncer que costeó Amancio Ortega en la que fue su primera gran donación a la sanidad pública española, más de 300 millones.

El director ejecutivo de IBA, Olivier Legrain, habló de la implantación de la protonterapia en España el pasado agosto, cuando expresó su «entusiasmo» por alcanzar la fase final de la licitación. «La escala del proyecto apunta al crecimiento continuo del mercado de la protonterapia en Europa. Como líder del mercado mundial en soluciones de terapia de protones, IBA está bien posicionada para ayudar al Ministerio de Sanidad español a llevar este tratamiento contra el cáncer altamente específico a más pacientes”, dijo el directivo.

La oferta de su empresa recibió 92,6 puntos sobre 100 y englobaba los tres lotes en los que el Ministerio de Sanidad dividió el concurso. Para realizar el encargo, IBA prevé contar con los servicios de una subcontrata, la norteamericana Bizlink. Con sede en Silicon Valey, la firma de ingeniería se dedica a la fabricación de componentes de interconexión –cables, acopladores, periféricos…– y cuenta con una división destinada al equipamiento médico.