La patronal inmobiliaria cifra en más de 600 las viviendas ocupadas ilegalmente en Galicia

Fegein detecta un incremento “notorio” de las ocupaciones ilegales de vivienda en el segundo semestre de 2020

La patronal inmobiliaria cifra en más de 600 las viviendas ocupadas ilegalmente en Galicia

La crisis económica que ha traído aparejada la pandemia tiene muchas derivadas. La Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) cifra en más de 600 las viviendas ocupadas ilegalmente en Galicia. Además, advierte de un incremento “notorio” de estas ocupaciones en el segundo semestre de 2020 con respecto al mismo periodo del año anterior.

En concreto, de acuerdo con las cifras que maneja la patronal inmobiliaria, se produjo un aumento del 33,89% de las ocupaciones en la comunidad en el segundo semestre y el ascenso interanual fue del 40% en el conjunto del año, marcado por la pandemia del Covid y el confinamiento.

El mapa de las ocupaciones ilegales

El mapa de Fegein indica que las áreas o barrios “más castigados” por las ocupaciones ilegales en A Coruña son Monte Alto, Avenida de Peruleiro, Rúa da Paz, Ronda de Nelle, Agra do Orzán, A Zapateira, Eladio Rodríguez, Rúa de Padre Busto, Avenida de Fisterra, zona Falperra, Os Mallos, Palavea, Avenida de Fisterra y ciudad vieja.

En Santiago las inmobiliarias apuntan a la Rúa de Belvís, barrio de O Pexigo, Rueiro de Figueiriñas, Rúa de San Pedro, Algalia de Arriba, Cruceiro do Gaio, Pelamios y Rúa do Combarro. También señala al ayuntamiento limítrofe de Teo.

En Vigo, señalan la Travesía de Vigo, Teis, Calvario, zona Areal, Rúa Cervantes, Rúa Esperanto, Gran Vía y Casco Vello; mientras en Lugo sitúa barrio de A Milagrosa, As Gándaras, barrio Feijóo, A Chanca, centro histórico, Praza do Campo y Yáñez Rebolo.

Recimil, Ciudad Jardín y Ferrol Vello son los puntos a los que refiere en Ferrol, mientras el mapa de afectación en Ourense recoge a la plaza de abastos, Celso Emilio Ferreiro, zona Burgas y de O Veintiún, Avenida das Caldas, Avenida de Portugal, Avenida de Zamora, zona Mariñamansa, zona Barrocanes y zona Carballeira.

La necesidad de denunciar

El último informe de Fegein al respecto destaca, además, que “solo en un tercio de las ocupaciones se tramitan una denuncia”. “En 2019 solo se tramitaron 145 denuncias en Galicia por ocupaciones. La titularidad de los propietarios de todas las ocupaciones es difícil de saber. Calculamos que aproximadamente un 60% son de procedencia bancaria y Sareb”, apunta la federación presidida por Benito Iglesias.

La patronal inmobiliaria cifra en más de 600 las viviendas ocupadas ilegalmente en Galicia
Benito Iglesias, presidente de Fegein

“El resto estarían en manos de particulares, fondos y propiedades de administraciones públicas vacías o provenientes de embargos de la agencia Tributaria o seguridad social. También es importante añadir que la zona, barrio o urbanización donde esta una propiedad ocupada la convierte en una zona insegura para el resto de vecinos y con numerosos conflictos de convivencia y delincuencia. Deprecia no solo el valor de la propiedad okupada sino también el de resto de propiedades de la zona”, destacan.

Iglesias indica que “permitir que los ocupadores ilegales se puedan empadronar es reconocer de facto el hecho de la ocupación, creando un precedente en el mercado de la vivienda”. “Me preocupa el incremento y el nivel de impunidad de las ocupaciones en nuestra comunidad”, indican desde la dirección de Fegein, que solicitan a la administraciones que aborden esta situación y que “pongan en carga todo el suelo destinado a vivienda de protección oficial”.

“Solicitamos al sector público que hagan un inventario de su suelo destinado a vivienda social disponible, procediéndose a su desbloqueo”, apunta Iglesias.