La SEPI sale del pozo y gana 159 millones el año que rescató a casi 20 empresas

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales deja atrás los números rojos y sostiene dos tercios de su facturación con los ingresos de Correos y Navantia

Belén Gualda

Belén Gualda, nueva presidenta de la SEPI

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) endereza el rumbo. La entidad que preside Belén Gualda dejó atrás los números rojos y se apuntó un beneficio de 159 millones de euros en un 2021 marcado por el aluvión de préstamos participativos que repartió entre empresas afectadas por la pandemia.

La SEPI ha logrado dar la vuelta, de esta manera, a una cuenta de resultados del año 2020 en la que se reflejaban unas pérdidas por valor de 438 millones de euros.

La firma ha dado este golpe de timón en un año en el que, a través de su Fondo de Solvencia para Empresas Estratégicas, artículo 19 operaciones de financiación. Air Europa, Ávoris, Duro Felguera, Tubos Reunidos, Hotusa, Hesperia, Plus Ultra, Rugui Steel, Sehrs, Soho Boutique Hoteles, Air Nostrum, Abades, Celsa, Wamos, Volotea, Eurodivisas, Juliá, Mediterránea y Ferroatlántica son las empresas que han recibido estas inyecciones económicas.

La SEPI ha desembolsado 2.125 millones de euros en estas operaciones, lo que representa algo más de una quinta parte de los 10.000 millones de los que inicialmente disponía. Estos recursos no han ido a parar, por, el contrario, a firmas que han reclamado estas ayudas, como Room Mate o Abengoa. Tampoco a Alcoa, una operación que implicaba hacerse con el capital de la compañía a la espera de que se resolviese su crisis en San Cibrao.

De Correos a Navantia

Así, la SEPI da carpetazo a los números rojos tras un ejercicio en el que ha facturado 5.157 millones, un 11 % más que en 2020. De esa cantidad, el 40% lo ingresó el Grupo Correos, frente al 26% de Navantia y el 22% de Tragsa.

La SEPI explica que en general sus resultados se vieron impulsados por «la mejora en la cuenta de explotación en las empresas participadas mayoritarias», por su «resultado financiero positivo» y por la contribución de participadas minoritarias como Airbus Group, Red Eléctrica o Indra. Durante 2021 el grupo invirtió 213 millones, un 5% más que en 2020, y empleó a unas 75.000 personas (50.251 de Correos; 16.478 de Tragsa, y 4.211 de Navantia).