Lence, Norvento y Agroamb impulsan una planta de biogás de 7,5 millones en Lugo

La planta tendrá capacidad de gestión de 55.000 toneladas de residuos al año y evitará la emisión de 37.300 toneladas de CO2 gracias a un planteamiento innovador basado en tres pilares

Lence, Norvento y Agroamb impulsan una planta de biogás de 7,5 millones en Lugo

Proyección tridimensional de la planta RIAZOR, en el polígono de O CEAO (Lugo) / Grupo Lence

El Grupo Lence, en colaboracón con la empresa de energías renovables Norvento, y la compañía Agroamb vinculada al sector agrario y pionera en la valorización de residuos orgánicos de Galicia, impulsarán la creación de una planta de gestión circular de residuos y generación de biogás. El proyecto, de nombre ‘Riazor’, se construirá en el polígono de O CEAO (Lugo).

La inversión prevista para la planta es de 7,5 millones de euros. El proyecto tiene por objetivo «valorizar residuos orgánicos y no peligrosos generados principalmente en la industria láctea», aunque también ofrecerá a otras industrias agroalimentarias y organismos públicos locales «la oportunidad de gestionar sus desechos en una instalación que combina una planta de biogás, un sistema de humedales y un sistema biológico para la eliminación de olores».

La nueva planta lucense tendrá una capacidad de gestión media de 55.000 toneladas de residuos al año. Este material generará biogás, que será inyectado y comercializado a través de la red nacional de gas natural. Se prevé que, durante su vida útil, la central evitará la emisión de 37.300 toneladas de CO2.

Economía circular sostenible

El proyecto está basado en un modelo de economía circular de proximidad que permitirá que la planta sea económicamente sostenible por su propia actividad mediante la comercialización de energía limpia. ‘Riazor’ se presenta a la primera convocatoria del ‘Innovation Fund – Small Scale’ de la Comisión Europea debido a que aporta un planteamiento innovador basado en tres pilares: la sostenibilidad, la proximidad y la circularidad, alineándose con la estrategia europea de impulso a la economía verde.

Con el desarrollo de esta actuación «se aportará una solución óptima y sostenible para el aprovechamiento de los residuos de la industria láctea a través de un modelo de negocio basado en la generación de biometano y su comercialización a través de la red de gas natural», según explican las empresas en un comunicado.