Shein, Uniqlo, Gap… Los rivales de Amancio Ortega en la carrera de la moda rápida

La batalla de las grandes distribuidoras textiles se juega en Internet. Mientras Inditex crece en la red y Gap replantea su estrategia en Europa, el gigante chino Shein irrumpe con una facturación de 10.000 millones de dólares anuales

Amancio Ortega

Amancio Ortega, fundador de Inditex

Los hábitos de consumo han cambiado tras el Covid. La venta online se ha disparado y, dentro de ella, el comercio de prendas textiles. Esta semana, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia revelaba que durante el año de la pandemia el e-commerce volvió a marcar récord en España. Se realizaron compras por valor de 51.600 millones de euros, un 5,8% más que el ejercicio precedente. Las transacciones de prendas de vestir se llevaron la palma.

Las ventas de moda por Internet, sin tener en cuenta el calzado, superaron los 4.300 millones de euros, un 50% más que el ejercicio precedente, cuando sumaron 2.931 millones. El semestre de mayor facturación fue el último. A golpe de Black Friday y Navidad, en el territorio español se facturaron vía Internet 1.437 millones de euros solo en ropa. Los datos revelan la importancia cada vez mayor que el online representa para las grandes textiles. La gran batalla por la moda del futuro se juega en la red y, en ese terreno, los rivales de Inditex, la textil de Amancio Ortega, mueven ficha.

Inditex se recupera; también las demás

Durante el año de la pandemia, la dueña de Zara facturó en el canal online más de lo que el sector de la moda en su conjunto vendió en internet en 2020 en España. En concreto, 6.612 millones de euros, lo que representó un tercio de la cifra de negocio de la multinacional. En el primer trimestre de su ejercicio fiscal 2021, con la mayoría de las tiendas ya reabiertas, las ventas online de la compañía aumentaron un 67% a tipo de cambio constante, lo que representaría unos 1.700 millones de euros.

De las cadenas de moda convencionales, Inditex, junto con la japonesa Uniqlo, es la que ha experimentado mejores resultados con respecto al crecimiento de ventas de su canal online, sin embargo, los grandes rivales de la compañía de Amancio Ortega no se quedan rezagados en la carrera digital de la moda rápida.

Es el caso de Gap, la cadena norteamericana de moda que explota las marcas Old Navy, Gap, Banana Republic y Athleta. Sus últimas cuentas presentadas, las correspondientes a su primer trimestre fiscal, de marzo a mayo, evidencian la recuperación del sector a golpe de vacuna y reaperturas así como la apuesta del online. La compañía vio cómo sus ventas se disparaban un 89% con respecto al mismo periodo del año pasado, hasta los 3.991 millones de dólares. El beneficio se quedó en 166 millones, cantidad nada desdeñable con respecto a las pérdidas multimillonarias acuñadas en el mismo periodo de 2020. Pero destaca en su memoria trimestral el fuerte incremento en venta online, que pasó de 999 millones a 1.607, un 60% más. En los tres primeros meses de su año fiscal, las compras vía internet representaron un 40% de la facturación del grupo.

Shein, Uniqlo, Gap... Los rivales de Amancio Ortega en la carrera de la moda rápida
Gap cerrará sus 81 tiendas físicas en Reino Unido e Irlanda. Foto: Agencia EFE

Gap cierra sus tiendas en Reino Unido

Seguramente por esa pujanza, la estrategia de Gap parece migrar hacia el e-commerce. Para muestra, un botón: esta semana, la cadena estadounidense confirmó que pretende cerrar sus 81 tiendas físicas en Reino Unido e Irlanda, aunque seguirá manteniendo el comercio online. La medida se aplicará de forma inminente: los primeros cierres en agosto y los últimos a finales de septiembre.

De momento, los americanos no han indicado cuántos empleados se verán afectados por el cierre de los comercios, aunque en breve iniciará un proceso de consultas con el personal. Un portavoz del grupo insistió en que no se trata de la marcha del mercado británico, ya que seguirá operando online. La medida responde “a una revisión estratégica” de su negocio europeo.

Shein, Uniqlo, Gap... Los rivales de Amancio Ortega en la carrera de la moda rápida
Almacen de Shein. Foto: página web de Shein

Y, de repente…Shein

En la carrera de la moda, a Inditex le ha surgido un rival de altura, especialmente para el segmento de compradoras más jóvenes: el gigante chino Shein. Se trata de una cadena que opera solo mediante comercio online y que ofrece prendas de vestir a precios, de media, más bajos que Inditex (sus detractores también insisten en que con una calidad mucho menor). Al no cotizar en bolsa (por el momento) no hay mucha información sobre los números de la compañía. Nacida en 2008 bajo la marca Sheinside, recientemente, Bloomberg publicó que la firma facturó 10.000 millones de dólares en 2020, unos 8.250 millones de euros. Es decir, un 24% más que el negocio online de Inditex.

En su página web, Shein se presenta como una plataforma internacional de comercio online. Fundamentalmente enfocada hacia la ropa femenina, también ofrece artículos de hombre, ropa de niño, accesorios y zapatos. Explica que “su mercado abarca Europa, América, Australia y los países de Oriente Medio”. En la actualidad, “llega a más de 220 países y regiones alrededor del mundo”.

Además de campañas de descuento agresivas y de centrarse en el segmento de menores de 35 años, con gran presencia en redes como TikTok y con un gran aprovechamiento de la publicidad de los propios usuarios, Shein apuesta por una red de fabricación y logística bien engrasada, una de las claves, por otro lado, que hicieron grandes a los de Amancio Ortega.

Las ‘similitudes’ con Inditex

“Nuestra web está disponible para EEUU, España, Francia, Rusia, Alemania, Italia, Australia y Oriente Medio. Shein realiza los envíos desde uno de los muchos almacenes que tenemos disponibles en el mundo, el que se sitúe más próximo a destino”, explican desde su web. “Shein continúa prosperando debido, en parte a los valores de la compañía para controlar la excelencia de la producción interna”, apunta.

“Nuestros almacenes han optimizado su organización y están en continuo desarrollo de métodos para mejorar su eficiencia, en lo referente a almacenaje, distribución, clasificación, empaquetado, etc. Durante los últimos 10 años, Shein ha pasado de tener un pequeño almacén a tener uno de 10.000 m2”, expone, como otra de las claves de su éxito.

Hace unos meses, la prestigiosa publicación Forbes ya llamaba la atención sobre el potencial de la compañía. Y lo hacía destacando, no solo las obvias diferencias, sino también las similitudes con el imperio presidido por Pablo Isla. «Shein y los cientos de fábricas que colaboran con la compañía se han fusionado en un clúster de producción que tiene grandes similitudes con A Coruña, en el noroeste de España, la sede de Inditex está rodeada de sus proveedores upstream y downstream«, apuntaba.

Sin competencia entre sus dueños

Pero, si bien puede ser que a Inditex le crezcan los rivales en la nueva etapa de la moda enfocada a la digitalización, por ahora, nadie hace sombra a Amancio Ortega en el mundo del textil. Por lo menos, en cuanto a patrimonio acumulado. La lista Forbes de ricos del mundo a tiempo real sitúa al cofundador de Zara, de 85 años, como la fortuna número 12 del planeta, con un patrimonio estimado de 81.200 millones de dólares.

Tadashi Yanai y familia, los propietarios de Fast Retailing, la matriz de Uniqlo, se sitúan como fortuna del mundo número 33, con un patrimonio estimado en 37.400 millones.

Stepan Persson, el principal accionistas de H&M, se va al número 82 de la lista, con 21.400 millones de dólares estimados.

A muchísima mayor distancia se encuentra Doris Fisher, la fundadora de Gap junto con su marido Don, fallecido en 2009. Con 89 años de edad se le estima un patrimonio de 2.900 millones de dólares.

De momento, no hay rastro en la lista de grandes fortunas del fundador de Shein, Chris Xu (o Xu Yangtian).