Trabajadores de Ryanair en Santiago acusan a la compañía de vulnerar su derecho a huelga

Los empleados denuncian que la empresa está trasladando personal de otras bases, como Madrid, para que lleven a cabo el trabajo de las personas en huelga

Avión de Ryanair despegando en un aeropuerto

Archivo – Avión de Ryanair. – Clara Margais/dpa

La representante sindical de USO-Ryanair en Santiago de Compostela, Laura Caballero, ha denunciado este lunes las «iregularidades» cometidas por la compañía aérea al desplazar a Santiago a personal de otras bases, como Madrid, para operar los vuelos que podrían ser cancelados por la huelga que comenzó es este lunes y que se extenderá de lunes a jueves todas las semanas hasta el mes de enero de 2023.

En declaraciones a los medios de comunicación, Caballero ha lamentado el «esquirolazo» que supone, a su juicio, que la empresa esté desplazando empleados desde otras bases hasta Santiago para que lleven a cabo el trabajo de las personas en huelga.

«Se espera que todos los vuelos (de este lunes) vayan a salir gracias a las ilegalidades que está cometiendo la compañía para vulnerar nuestro derecho a huelga», ha criticado la portavoz de USO-Ryanair en Santiago.

Pese a ello, Caballero ha reivindicado que los trabajadores quieren que la huelga dure «lo menos posible», indicando que terminará cuando la compañía acepte sentarse a negociar. «Lo único que queremos es que se reconozcan nuestros derechos y en el momento en el que la empresa se digne a negociar con nosotros, la huelga quedará desconvocada», ha añadido.

Convenio propio

Entre sus reclamaciones, los empleados piden que Ryanair cumpla la legislación española ya que, según ha dicho, muchos de los trabajadores no llegan a cobrar ni el Sueldo Mínimo Interprofesional (SMI) y no tienen los derechos labores que se incluyen en el Estatuto de los Trabajadores.

Además, Ryanair es la «única aerolínea» que opera en España que no dispone de un convenio propio. Asimismo, los empleados piden que se readmita a 11 trabajadores que fueron despedidos «injustamente» en convocatorias de huelga anteriores y que se eliminen los expedientes disciplinarios abiertos a decenas de personas «por ejercer su derecho a huelga».

Los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Ryanair han iniciado este lunes una huelga que consta de jornadas de paros de 24 horas de lunes a jueves todas las semanas hasta el 7 de enero de 2023.

En Santiago, este lunes hasta las 09,00 horas de la mañana no se ha producido ninguna cancelación, pero sí tres retrasos, dos de vuelos con llegada a la capital gallega y uno de un avión que partía del aeropuerto de Lavacolla.

A nivel nacional, Ryanair ha cancelado ya diez vuelos en la primera mañana de la nueva convocatoria de huelga y hasta 51 viajes han sufrido retrasos.