Un accionista clave en Inditex y Pharma Mar carga contra los sueldos galácticos

El fondo soberano noruego, propietario del 1% de Inditex o Pharma Mar alerta de la "codicia corporativa" y justifica el veto a los sueldos galácticos en Intel, Apple o IBM

Imagen de archivo de un establecimiento de Zara. Foto: EFE

Imagen de archivo de un establecimiento de Zara. Foto: EFE

El Fondo de Pensiones Global del Estado noruego carga contra los elevados sueldos de los directivos. Su consejero delegado, Nicolai Tangen, ha arremetido en el diario Financial Times contra lo que ha definido como «codicia corporativa», un comportamiento que le ha llevado a votar en contra de las propuestas de remuneración que firmas como Intel, Apple, IBM o General Electric han presentado para sus directivos.

El responsable del mayor fondo soberano del mundo, que controla un 1,32% de Pharma Mar y un 1,04% de Inditex, ha avanzado que seguirán censurando en particular grandes salarios que no se vean justificados por el desempeño de la empresa en cuestión o que sean opacos o sin visión a largo plazo.

La advertencia del fondo soberano noruego

«Estamos en un entorno inflacionario, y vemos muchas empresas con un rendimiento bastante mediocre que mantienen paquetes salariales muy grandes. La avaricia corporativa está alcanzando un nivel no visto, y realmente se está volviendo muy costoso para los accionistas cuando hay una dilución» de sus acciones, ha declarado.

«Si los accionistas no son más estrictos al votar, esto continuará», ha advertido, antes de reconocer que detecta «un pequeño cambio» entre los grandes inversores «hacia un mayor escrutinio». De todos modos, añade, «la culpa es claramente de los directores ejecutivos y las juntas» directivas.

Los vetos a los sueldos galácticos

El fondo petrolero, que, según el diario, posee el equivalente a un 1,5 % de todas las empresas que cotizan en bolsa en el mundo, votó en contra de la remuneración ejecutiva en la junta anual de Intel esta semana y en contra de la de Apple en marzo. También votó en contra de IBM, por su desempeño decepcionante; General Electric, por un plan salarial complejo y carente de transparencia, y de Harley-Davidson, al considerar que no estaba justificado ofrecer salarios más altos que los de la competencia.

Carine Smith Ihenacho, directora de gobernanza del fondo, apuntó que por ahora se han centrado en Estados Unidos porque es allí donde están «los paquetes salariales altos», pero la intención es también examinar la situación en Europa y en otros lugares.

El fondo matiza que no se opone de entrada a que haya altos salarios y emolumentos para los directivos, como demuestra su apoyo a los planes del banco de inversión JPMorgan y de Amazon, pero quiere que la remuneración se ajuste a unos requisitos de gestión y rendimiento empresarial a largo plazo.