Feijóo pide ayuda a Arias Cañete por la parálisis de Endesa

La Xunta envía cartas a Endesa, al comisario europeo Arias Cañete y al Ministerio de Transición Ecológica ante el parón de la central térmica de As Pontes

Feijóo pide ayuda a Arias Cañete por la parálisis de Endesa

La Xunta ha pasado a la acción en la crisis que atraviesa la central térmica de Endesa en As Pontes (A Coruña), la última de estas características que quedará en pie en Galicia una vez que Naturgy desmantele la suya en Meirama el año que viene. Desde el área de Presidencia, los dominios de Alberto Núñez Feijóo, ha remitido cartas a los actores que, a juicio del Gobierno gallego, pueden aliviar el parón que sufren desde hace meses las instalaciones y que tiene un notable impacto en la economía de la comarca.

Endesa inyecta unos 75 millones anuales en su entorno directo mediante subcontrataciones, compras de bienes y servicios y pago de impuestos. Son precisamente los servicios auxiliares de Endesa los que han iniciado las protestas ante la drástica disminución de la carga de trabajo.

Ante esta situación, la Xunta ha decidido, tras varios encuentros con los sindicatos, enviar escritos al comisario europeo de Energía y Clima, Miguel Arias Cañete, que prevé dejar su cargo en noviembre; al Ministerio de Transición Ecológica y a la propia empresa para buscar soluciones.

La tormenta perfecta sobre Endesa

Las dificultades que atraviesa Endesa, y la térmica en general, tienen como origen el acelerado encarecimiento de los derechos de emisión de CO2 y la competitividad de energías más baratas, favorecidas por la bajada de precio del gas natural, que han acabado expulsando a la central del mix de generación.

Es un serio problema para la compañía, pues está ejecutando enormes inversiones tanto en Galicia (217 millones) como en su central de Almería (unos 200 millones), para cumplir con las directivas europeas y alargar su vida más allá de 2020.

La falta de Gobierno tampoco ayuda para tomar medidas de urgencia, como la supresión del llamado céntimo verde, el impuesto de hidrocarburos que ya se anuló para la generación con gas pero no al carbón.