Las autopsias de los marineros fallecidos en el ‘Albacora Cuatro’ retrasan su repatriación

Atunero con puerto en Vigo Albacora Cuatro

Albacora Cuatro – MINISTERIO DE PESCA

La repatriación de los dos marineros fallecidos en el buque gallego Albacora Cuatro se retrasarán unos días a consecuencia de los trabajos que se están llevando a cabo en las Seychelles para realizar las autopsias.

Así lo han confirmado a Europa Press diversas fuentes conocedoras de los hechos, que han explicado que al encontrarse los cadáveres llenos de amoníaco esto retrasa las labores de los médicos forenses.

Pese a que ya ha pasado una semana desde el trágico suceso, que acabó con la vida de dos marineros gallegos, todavía no se han repatriado los cuerpos, aunque en un primer momento se indicó que en 5 o 6 días podrían volver a España.

Fuentes del Ministerio de Exteriores han confirmado que la Embajada está en contacto «permanente» con las familias de los fallecidos para informarles de los trámites que tienen que realizar.

Además, también están tratando con las autoridades locales la agilización del procedimiento en la medida de lo posible.

Fuga de amoniaco

Todo ello después de que el atunero Albacora Cuatro sufriese una fuga de amoniaco en la tarde del miércoles pasado, día 15 de junio, mientras era reparado en un puerto de las Islas Seychelles, lo que se saldó con la muerte de dos de sus tripulantes.

Los fallecidos, por inhalación de dicho gas según las primeras investigaciones, fueron el jefe de máquinas y el primer oficial del buque, ambos naturales de la comarca de O Barbanza. En concreto, Ángel, de Palmeira, municipio de Ribeira, y Francisco, de Xuño, municipio de Porto do Son.

Con su puerto base en Vigo y bandera española, el buque cuenta con una eslora de 83 metros y su alta definitiva se produjo en 1989. Este pesquero fue secuestrado en el año 2000 frente a los costas de Somalia, cuando pertenecía a una compañía vasca.