Trabajo reprende a la Xunta por la prevención del Covid en colegios

La Inspección de Trabajo detecta irregularidades por la falta de actualización en los protocolos contra el Covid-19 o incongruencias con el uso de los EPI

La Inspección de Trabajo ha detectado “irregularidades” y “deficiencias” en las medidas de prevención implantadas por la Xunta en los colegios para proteger la salud de los trabajadores. En un escrito del 2 de noviembre a raíz de una denuncia del sindicato CIG, la Inspección avisa a la Consellería de Educación de problemas como la falta de actualización de medidas a protocolos por el coronavirus, la ausencia de identificación de tareas de mayor riesgo, la insuficiente adaptación de personal vulnerable a los puestos de trabajo que procedan, así como «incongruencias» sobre los EPI (equipos de protección individual) a emplear con personas con síntomas compatibles de Covid.

Trabajo también insta en su escrito a la Xunta a dar cumplimiento a las medidas sobre limpieza y formación, al tiempo que se respeten «escrupulosamente» los derechos de consulta y participación de los representantes de los trabajadores. Concluye instando a Educación a «la subsanación de las irregularidades constatadas», citándola el 16 de diciembre para que justifique las correcciones realizadas.

Formación no acreditada

En el requerimiento, de 11 páginas, se especifica que no está acreditado que «la totalidad del personal docente y no docente que presta sus servicios en centros de enseñanza no universitarios dependientes de la Conselleria haya recibido la formación pertinente».

Educación tan solo ha trasladado que hubo cursos con 3.430 inscritos de los denominados grupos covid, así como un webinar con un millar participantes.

Dudas sobre los informes de Cualtis

La Xunta contrató a una empresa externa, Cualtis, para evaluar la exposición al Covid en los centros educativos, al ser imposible asumir esta labor con “los medios y recursos existentes”.

La Inspección de Trabajo, sin embargo, observa que el «contenido es idéntico» en las evaluaciones sobre centros realizada por Cualtis con independencia de los centros educativos –más allá de cambiar el número de aulas–, por lo que no se recogen las particularidades de cada uno.

Junto a esto, la inspectora advierte de «contradicciones» entre el protocolo para centros y las «recomendaciones de la autoridades sanitarias y protocolos elaborados para otros ámbitos laborales».

Educación desconoce si hay EPIs en los colegios

A preguntas de la Inspección de Trabajo, la Consellería de Educación «indica que desconoce si los EPIs se encuentran o no a disposición de los trabajadores» y lo justifica «en virtud del principio de autonomía de cada centro». Tampoco conocían en el departamento que dirige Román Rodríguez las adaptaciones de los puestos de trabajo de personas vulnerables ante un aumento del nivel de riesgo, si bien encargó a Cualtis evaluar «850 casos como máximo» en este campo.

Trabajo considera que «no es responsabilidad de cada uno de los centros si no del servicio de prevención» de la Consellería, tras la emisión del correspondiente informe médico, «el proceder a elaborar la necesaria adaptación del puesto de trabajo».

Sin mascarillas FFP2

El informe también deja constancia de que la Xunta no ha entregado documentación de haber hecho entrega a centros de mascarillas FFP2 ni tampoco quirúrgicas. El Gobierno gallego aporta un contrato de 400.000 mascarillas de tipo higiénicas reutilizables, «habiéndose procedido al reparto de 67.650 mascarillas higiénicas a los 33.825 trabajadores».

«En ningún sitio se establece las características técnicas de la bata desechable (estaríamos ante un epi) y ni se menciona la misma en las evaluaciones específicas», añade.