¿Quiere Podemos acabar con la clase media española?

stop

DEBATE FISCAL

Ada Colau y Pablo Iglesias en Barcelona

Barcelona, 09 de mayo de 2015 (22:21 CET)

Podemos tiene un problema. Quería avanzar a toda prisa, para lograr el apoyo de la sociedad española. Y los sondeos corroboraban en los últimos meses que lo podía conseguir. Pero a la hora de concretar sus propuestas, y también porque se han erigido otras fuerzas políticas como Ciudadanos, el aumento del partido que dirige Pablo Iglesias se ha detenido, e, incluso, el apoyo ha retrocedido.

La disyuntiva de Podemos es si quiere representar a las capas sociales más castigadas, las precarizadas, o a una clase media que aguanta como puede y que se ha empobrecido en los años de la crisis. Las dos cosas, sin embargo, cuando se inicia una cierta recuperación, parecen imposibles.

¿Clase media o ricos?

El partido ha propuesto aumentar los impuestos a las rentas mayores de 50.000 euros, con la idea de ingresar más para compensar una bajada de impuestos en el IRPF a los que ganen menos, entre 19.000 y 24.000 euros, y suavizar la carga impositiva a los que ganen entre 24.000 y 50.000 euros.

También se quiere aumentar la carga a los patrimonios superiores a los 400.000 euros, y de forma progresiva, a partir de esa cantidad.

La cuestión es que para Podemos esas medidas representan una ayuda para las clases medias, al entender que lo que queda fuera de esos registros caracteriza a los "ricos" españoles. Pero, ¿no supone, en realidad, una carga contra la propia clase media, que, en gran medida es propietaria de inmuebles que superan esa cantidad de patrimonio?

La falta de ingresos fiscales

José Maria Mollinedo, secretario general de Gestha, el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda, entiende que puede ser una medida correctora, para buscar más ingresos, pero insiste en que el problema es otro. "El fraude fiscal es el gran problema que impide una mayor recaudación, y que deja a España a distancia de la media de la Unión Europea, porque los ingresos fiscales suponen el 37,8% del PIB, por el 45,2%, que es la media europea".

Lo que ocurre es que Podemos se ha fijado en la estructura fiscal española. Y es que en las declaraciones de renta de cada año, sólo un 5% declara que gana más de 50.000 euros. Es decir, ¿serían los ricos de los que habla Podemos?

Ese 5% aporta el 33% de toda la recaudación, con lo que se entiende que es un porcentaje enorme. El inspector de Hacienda, Francisco de la Torre, señala que el IRPF "es ya un impuesto muy progresivo, no se le puede pedir mucho más".

Más ingresos, ¿con menos impuestos?

Mollinedo recuerda que los que declaran unos ingresos de hasta 30.000 euros suponen el 85%; hasta 24.000 euros el 75%, y hasta 12.000 euros, el 60%. Es decir, el problema es que faltan ingresos, de contribuyentes que están en otro lado, en la economía sumergida, o en empresas que no pagan el tipo efectivo en el impuesto de sociedades.

El economista Lorenzo Bernaldo de Quirós, que nunca oculta que el problema de España es que no ha apostado nunca por un programa liberal, con todas sus consecuencias –también la defensa de la igualdad de oportunidades y el castigo a los oligopolios—le da la vuelta al debate.

"Está demostrado y acreditado, a través de diferentes estudios internacionales, que la falta de ingresos se explica por una carga impositiva excesiva, y que con un descenso en la tributación, se ampliarían las bases imponibles". Lo que propone Bernaldo de Quirós, claro, es una apuesta ideológica, de la misma forma que lo hace Podemos con su propuesta.

Una pareja con dos sueldos

Este economista sostiene que no se puede castigar a las rentas mayores de 50.000 euros, porque es, precisamente, la cantidad más común que ingresan las familias españolas. O que ingresaban, porque la crisis lo ha cambiado todo. "Una pareja con dos sueldos, una familia tipo en España, ingresa entre 46.000 y 50.000 euros, y es verdad que el problema en los últimos años es que uno de los miembros de esa pareja ha perdido el empleo, pero esa situación ha comenzado a cambiar ahora, con el crecimiento económico".

Francisco de la Torre entiende que la medida de Podemos no es sostenible. Aunque De la Torre no oculta que ha colaborado con Ciudadanos para elaborar su programa fiscal, y que es parte interesada, señala que el problema de España para lograr más ingresos con los que compensar a las clases sociales que peor lo están pasando sólo se puede solucionar atacando el fraude fiscal y ampliando las bases imponibles.

El problema de los profesionales liberales

Una de las sospechas es que muchos contribuyentes acaban pagando por Sociedades, y no por IRPF, con lo que pagan mucho menos de lo que deberían. Pero De la Torre señala los límites de esa práctica. "Un profesional liberal comienza a pensar en constituir una sociedad a partir de los 100.000 euros de ingresos, pero sólo le sale a cuenta cuando los beneficios, a partir de todo lo que factura, son de 50.000 o 60.000 euros en adelante".

El problema, entonces, vuelve a la casilla de salida. ¿A quién quiere de verdad defender Podemos? Si tiene clara la respuesta, podrá establecer la estrategia política adecuada, que no acaba de dilucidar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad