Bernaldo de Quirós: "Andalucía es el gran lastre que impide la reforma de España"

stop

ENTREVISTA

El economista Lorenzo Bernaldo de Quirós, en Barcelona

Barcelona, 11 de febrero de 2015 (22:22 CET)

¿Hay liberales en España? No muchos, o no de forma explícita. Pero si hay alguien ese es Lorenzo Bernaldo de Quirós, economista, académico del Cato Institute, un think tank que promueve los principios de la libertad individual.

De Quirós, elegante, con su inseparable pajarita, y unos calcetines con los colores de la Union Jack, no es de los que se muerde la lengua. Considera que España está ante un momento clave de su historia, y que la propia situación financiera obligará a todos los actores políticos y económicos a afrontar cambios en profundidad.

Acaba de publicar un libro atrevido y no apto para acomplejados: Por una derecha liberal (Deusto), en el que constata que el gran error de partidos como el PP es pensar que España es un país de izquierdas, y que los ciudadanos no querrán aceptar una profunda modernización, que para él sólo puede pasar por el liberalismo.

El peso de los 60 diputados andaluces en el Congreso


Ahora bien, Bernaldo de Quirós identifica un problema de gran envergadura. "Andalucía es el gran lastre que impide la reforma en España, que impide una gran modernización, teniendo en cuenta que aporta, nada menos que 60 diputados en el Congreso".

Para este economista, el estado autonómico, con la apuesta "errónea" por el café para todos, "ha consolidado unas estructuras clientelares que los dos grandes partidos alimentan y que impiden los cambios, y, especialmente en la comunidad más grande, que es Andalucía, y que se ha convertido en el único reducto de uno de esos partidos, del PSOE".

Entre Aznar y Rajoy, y los errores de la derecha


En una entrevista con Economía Digital, Bernaldo de Quirós considera que el primer José María Aznar, el presidente que gobernó entre 1996 y 2000, sabría ahora "afrontar las cosas con más determinación, en especial creo que habría solventado el problema catalán".

Sin embargo, la derecha que encarna ahora el PP, con Mariano Rajoy, ha caído en una de las "tres tentaciones" típicas de la derecha política en España.

"Hay tres tentaciones, que se han seguido a lo largo de la historia, la conservadora, la tecnocrática, que es la que parece seguir el actual Gobierno, como una especie de gestoría que no va a ningún sitio, y la centrista, que no aporta nada, porque es un espacio, no una idea".

Podemos, los bolcheviques del siglo XXI


La que defiende De Quirós es una derecha liberal que reduzca el Estado, "para hacerlo más eficiente", y "afronte reformas estructurales".

"Por ejemplo, se dice que se ha recortado mucho en estos años de crisis, lo dice un PSOE totalmente desorientado, y Podemos, que son los bolcheviques del siglo XXI, cuando lo que ha ocurrido es una congelación salarial de los funcionarios y un enorme descenso de la inversión, pero no se ha tocado nada estructural", afirma este economista, de tono sosegado, pero de afiladas palabras, que ve en Podemos "la salida para los que no se enteran o están desesperados".

¿Un acuerdo entre el PP y el PSOE?


El problema ahora es que el PP "ha perdido una gran oportunidad, porque difícilmente podrá gobernar con las condiciones de esta legislatura, con una mayoría absoluta".

Y en la siguiente, con nuevos actores, como Podemos, "será complicada la gobernabilidad". La apuesta de Bernaldo de Quirós, director de la Fundación Internacional para la Libertad, presidida por Mario Vargas Llosa, es que "los dos partidos que estuvieron en la constitución de la actual democracia, fueran ahora los que pudieran reformar el sistema en profundidad".

Pero lo ve complicado por la situación del PSOE, pendiente de Podemos.

Desarmar el conflicto emocional en Cataluña


Uno de los retos de España es Cataluña, con un movimiento soberanista que ha cuestionado el estatus quo en los últimos tres años. Bernaldo de Quirós es capaz de poner muy nerviosos a los dirigentes más centralistas del PP, porque lo que plantea es "desarmar el conflicto emocional y buscar las soluciones racionales".

Aunque este economista no rechaza un posible referéndum, la solución que propone es un mejor anclaje con España que pasaría, "sin problemas", por una "Hacienda propia o por el concierto económico", como lo tiene el País Vasco y Navarra.

Salvar el concierto económico del País Vasco


En este momento es cuando, sin que se mueva ni un milímetro su pajarita, De Quirós podría sacar de quicio a algunos dirigentes del PP. "Ha habido siempre un error en el análisis, porque Euskadi nunca ha sido un problema para España, lo que ha ocurrido es que se distorsionó todo por el terrorismo, pero el gran problema es Cataluña, porque no se ha conseguido un buen anclaje con España desde 1640".

Y ahora toca afrontar ese problema, junto a la plena modernización de las estructuras económicas y políticas de España, a su juicio, que pasan por dotar de la máxima independencia a los organismos reguladores, y modificar el sistema electoral del proporcional al mayoritario.

"El modelo debe ser un federalismo competitivo, donde la comunidad que desee prestar más servicios, suba los impuestos y se corresponsabilice", asegura, con la mirada puesta en el modelo de Estados Unidos.

Sobre el concierto vasco y navarro, ahora cuestionado por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y por el PSC, desde los tiempos de Pasqual Maragall, Bernaldo de Quirós habla claro: "Es un error cuestionarlo, porque es la manera de estar en España del País Vasco, --una aseveración muy similar a la que realizan los propios expertos del País Vasco—y si existe alguna deficiencia, como el cálculo del cupo, que se modifique, pero no se debe eliminar", sentencia.

Los electores "nunca penalizan las reformas"


Para este economista, el problema central es que "la propia situación financiera, con una evolución demográfica muy negativa para España en los próximos años, --población envejecida, y con menos población activa para pagar pensiones-- forzarán los cambios estructurales, porque el estado tiene unas dimensiones que la economía no es capaz de soportar".

Ahora bien, alguien deberá liderar esos cambios, y para Bernaldo de Quirós, Rajoy no lo está haciendo. "Lo que ha primado en España es el social-estatismo, y la derecha ha creído que el país era de izquierdas, y sólo se atreve a hacer pequeños cambios para poder seguir gobernando, y se equivoca, porque los electores nunca penalizan las reformas si se tiene un proyecto de futuro", afirma con convicción.

¿Hay alguien más que quiera seguir ese camino de Bernaldo de Quirós? Por ahora, no parece.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad