La vivienda en España respira tras tocar fondo

stop

La compraventa de inmuebles aumentará por encima del 9% en 2016 con un alza de los precios del 5,5%, según un estudio del catedrático Josep Oliver. Las cifras absolutas, sin embargo, seguirán lejos de los años pre-crisis

P.J.

Uno de los stands del Barcelona Meeting Point (BMP), el principal encuentro del mercado inmobiliario de la vivienda en la capital catalana .EFE/Toni Albir
Uno de los stands del Barcelona Meeting Point (BMP), el principal encuentro del mercado inmobiliario de la vivienda en la capital catalana .EFE/Toni Albir

Barcelona, 19 de octubre de 2016 (17:18 CET)

El mercado inmobiliario de la vivienda se recupera pero no tanto como para encender las alarmas de un nuevo boom. Esta es la idea base del estudio presentado este miércoles en el Barcelona Meeting Point, elaborado por el catedrático de Economía Aplicada Josep Oliver, profesor en la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB), conjuntamente con Anticipa Real Estate.

Las cifras y las previsiones para el periodo 2016-2018 así lo demuestran. Al final de este ciclo las transacciones (compra-venta) de vivienda en España alcanzarán las 480.000 unidades (un "techo" razonable dentro del actual contexto socio-económico español, apunta Oliver) con un aumento sostenido durante este periodo siempre por encima del 5% (un 9,3% en este 2016).

Porcentajes notables que, sin embargo, hay que coger con precauciones: la caída del negocio del ladrillo fue enorme y la recuperación apenas comenzó en los primeros trimestres de 2014.

Recuperación "sostenible" 

Para hacerse una idea de la actual evolución es fundamental fijarse en los números absolutos. En 2006 se vendieron en España 908.000 viviendas; una cifra de otra época, como ha dejado claro Oliver. La actual "recuperación" camina por una senda "más sostenible", apunta el catedrático. También en lo que respecta a la oferta de vivienda nueva.

De acuerdo a los cálculos del informe Perspectivas del mercado de la vivienda 2016-2018, en diciembre el ejercicio acabará con 50.000 viviendas nuevas terminadas. Cifra que aumentará ostensiblemente en 2017 (60.700 inmuebles) y 2018 (80.400), para una media en este periodo de 63.000 viviendas por año. Nada que ver con las 550.000 casas que en el pico del periodo pre-crisis se sumaban anualmente al parque español.  

Subida del precio del 5,5%

La otra pata fundamental del mercado de la vivienda, la del precio de los inmuebles, también ofrece motivos de alegría para los actores del sector. Según el informe, el precio de la vivienda en España crecerá un 5,5% en el año en curso, por el 6,8% de 2017. Una evolución, ha destacado Oliver, paralela a la que se está viendo en otros países de Europa como Alemania, Gran BretañaHolanda o Suecia, entre otros.

https://www.economiadigital.es/uploads/s1/38/31/08/oliver-mendiluce-vivienda-estudio-83108.jpg?t=1476890999

Un alza que de nuevo hay que ponerla en perspectiva. En 2012 el precio de la vivienda se desplomó un 14,8% según los datos de la OCDE. Por tanto, el margen de la recuperación sigue siendo amplio.

Una recuperación "por barrios" 

La mejora del mercado de la vivienda va de la mano, por tanto, de la recuperación de los índices socio-económicos (ocupación, renta de las familias, endeudamiento de los hogares, etc.), claves para el aumento de la demanda y que varían enormemente en función de las zonas analizadas. Así lo analiza Eduard Mendiluce, consejero delegado de Anticipa, en declaraciones a Economía Digital tras el acto. "Es una recuperación heterogénea, muy diferenciada según los barrios", advierte.

El directivo concuerda sin embargo con las previsiones de Oliver y recuerda que no se "llegará los picos de la época anterior", tanto en número de transacciones como en los precios.

Crecimiento en el alquiler

La tendencia en la compraventa, apuntan los expertos, tiene su hilo conductor en el mercado del alquiler, con alzas continuadas en los precios en las zonas urbanas. Un "proceso natural", según Oliver, porque primero sube el valor de las viviendas en venta y después esto se traslada a los alquileres.

A lo que hay que unir el crecimiento de la demanda. "Es una realidad que la gente está alquilando",  señala Mendiluce, quien calcula que el ratio total de alquiler en España se situará en los próximos años entre un 25% y un 35% del total, todavía lejos de algunos países europeos con una tradición más extensa en este campo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad