Bloques de viviendas.
stop

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales bajan un 40,7% en 2018, hasta las 6.523, por la mejora de la economía y los bajos tipos de interés

Madrid, 07 de marzo de 2019 (11:20 CET)

Los embargos sobre viviendas habituales por impago de la hipoteca siguen a la baja. En 2018 el número de ejecuciones hipotecarias se redujo el 40,7% frente a las realizadas en 2017.

Así, solo se registraron 6.523 en todo el año, según datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este descenso se entiende por la recuperación económica y las mejores condiciones de pago de las hipotecas gracias a la rebaja de los tipos de interés.

De todas formas, no todas las ejecuciones de hipoteca terminan con el lanzamiento o desahucio de sus propietarios, ya que muchas de ellas consiguen paralizarse.

Con las cifras del año pasado, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales encadenan cuatro años de retrocesos después de que en 2017, 2016 y 2015 bajaran un 48,3%, un 30,3% y un 12,6%, respectivamente.

No obstante, en el cuarto trimestre de 2018 se registraron 1.551 ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales, lo que supone el 31,2% más que en el trimestre anterior. Aun así, esta cifra es el 28,9% menos que en el mismo trimestre de 2017. Solo el 0,01% de las viviendas familiares en España iniciaron un embargo entre octubre y diciembre de 2018.

Un total de 53.857 ejecuciones hipotecarias

En cifras totales, las ejecuciones hipotecarias o embargos de una propiedad para su venta, llegaron a 53.857 en 2018, el 1,6% más que en 2017. De ellas, 51.314 afectaron a fincas urbanas y 2.543 a fincas rústicas.

Dentro de las fincas urbanas, donde aumentaron el 3,2%, unas 25.900 ejecuciones correspondieron a viviendas, cifra que representa el 48,1% del total de ejecuciones hipotecarias registradas en 2018 y que es un 6,6% inferior a la de 2017.

Dentro de las viviendas, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas físicas sumaron 8.912 en 2018, una caída del 38,2%. De estas, 6.523 -el 73,2% del total- son viviendas habituales en propiedad y 2.389 no son la residencia habitual de los propietarios.

El número de ejecuciones hipotecarias en nuevas viviendas sube mientras que cae el de las usadas

Del total de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas registradas el año pasado, casi ocho de cada diez (20.651) afectaron a viviendas usadas, con un descenso anual del 10,1%. Por contra, las ejecuciones sobre viviendas nuevas aumentaron un 10,6%​ tras tres años de retrocesos, hasta sumar 5.252.

Además, el 22,7% de las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas en 2018 son hipotecas constituidas en 2007, el 13,7% a hipotecas suscritas en 2006 y el 13,6% a hipotecas firmadas en 2008. El periodo de 2005 a 2008 concentra el 57,2% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas el año pasado.

Por comunidades autónomas, Comunidad Valenciana lideró las ejecuciones sobre viviendas, con un total de 5.242, seguida de Andalucía (5.154) y Cataluña (4.561).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad