Ada Colau junto a Pablo Iglesias y Manuela Carmena en un acto en Madrid el 13 de octubre. Foto: EFE/JJM
stop

Ada Colau dice ahora que "no se puede condicionar la desjudicialización, que es compleja, con unos presupuestos que son urgentes"

Alessandro Solís

Economía Digital

Ada Colau junto a Pablo Iglesias y Manuela Carmena en un acto en Madrid el 13 de octubre. Foto: EFE/JJM

Barcelona, 21 de octubre de 2018 (19:37 CET)

Hace menos de diez días, Ada Colau hizo de "árbitra" entre el separatismo y el Gobierno para insinuar que un apoyo del independentismo a los presupuestos ayudaría a "desjudicializar el conflicto" catalán y a mejorar las condiciones de los políticos presos catalanes. Este domingo, la alcaldesa de Barcelona cambió su relato levemente y pide ahora que la cuestión judicial no "condicione" el apoyo a las cuentas de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Colau defendió la necesidad de "hablar con todo el mundo" para aprobar unas cuentas "urgentes". Tirando del mismo argumento de hace días, la líder de Catalunya en Comú apeló a "hacer posibles unos presupuestos que son necesarios para Cataluña, España y Barcelona". No obstante, el miércoles, el presidente catalán Quim Torra se mostró partidario de aliarse con Colau para los presupuestos catalanes y municipales, pero no para los estatales.

Consultada sobre la posibilidad de que los líderes de su socios de Podemos se reúnan con el ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, Colau reconoció que en Cataluña "hay cuestiones políticas muy complejas, como gente en prisión que no debería estar", pero para poner fin al conflicto catalán lo que se debe hacer es "buscar una salida política y dialogada, no judicial".

Colau llama a atender las "emergencias sociales" en Cataluña

"Hay emergencias sociales" en Cataluña que necesitan de unos presupuestos que "plantean una subida histórica del salario mínimo o medidas para que los Ayuntamientos puedan limitar los alquileres abusivos o atender a miles de personas que están en situación de necesidad", manifestó la alcaldesa barcelonesa.

"Debe ser una prioridad desjudicializar la política, pero no se puede condicionar la desjudicialización, que es compleja, con unos presupuestos que son urgentes", alertó Colau. Unas declaraciones distantes a las que hizo hace más de una semana, cuando aseguró que este es un pacto presupuestario que "también permite que se avance en la negociación con el Estado para que la gente que está en la cárcel salga".

Colau es partidaria de "hablar tantas veces como sea necesario" con quien haga falta porque es "imprescindible poder desbloquear estos presupuestos, ya que hay miles de personas que están en una situación de emergencia en Cataluña, con unos servicios públicos muy tensionados". Su socio, Pablo Iglesias, está en esa misión, tras reunirse el viernes con Oriol Junqueras y plantear ahora acercamientos a Puigdemont e Íñigo Urkullu.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad