Albert Rivera e Inés Arrimadas durante la reunión del Comité Permanente de Ciudadanos, que ratificó el no a pactar con Santiago Abascal. EFE/Mariscal

Albert Rivera deja plantado a Santiago Abascal

stop

Rivera responde al mensaje telefónico de Abascal con un no rotundo y transmite que cualquier negociación con Vox corresponde a los equipos autonómicos

Economía Digital

Albert Rivera e Inés Arrimadas durante la reunión del Comité Permanente de Ciudadanos, que ratificó el no a pactar con Santiago Abascal. EFE/Mariscal

Barcelona, 08 de julio de 2019 (20:15 CET)

Albert Rivera no se hará la foto con Santiago Abascal. El presidente de Vox propuso al líder de Ciudadanos y a su homólogo del PP, Pablo Casado, una reunión a tres para realizar el "último intento" para "desbloquear" los gobiernos autonómicos en Madrid y Murcia, pero solo el cabecilla de los populares se apuntó al encuentro.

Tras recibir un mensaje telefónico con la propuesta de Abascal, Rivera respondió que no se reunirá con él porque cualquier movimiento destinado a buscar acuerdos de gobierno deben ser comunicados a los equipos autonómicos para que sean ellos los que reanuden las negociaciones. Le ha dejado plantado, básicamente.

Ya la portavoz de la Ejecutiva de Ciudadanos, Inés Arrimadas, había dicho que la negociación con Vox debe producirse con los equipos autonómicos de los partidos, avanzando que Rivera no estaba por la labor de verse con Abascal para pretender su apoyo a los gobiernos del PP y Cs en Madrid y Murcia.

Abascal agradeció a Casado la tarde de este lunes su "rápida respuesta positiva" a una reunión que tendrá lugar el martes en el Congreso de los Diputados. "Confiamos en que el presidente de Ciudadanos acepte también nuestra mano tendida", escribió el líder de Vox en Twitter, antes de recibir el no rotundo de Rivera.

Fuego cruzado entre Abascal y Rivera

La disputa entre Cs y Vox escaló a tempranas horas del lunes, cuando Rivera se apuntó un tanto y consiguió pactar con el PP para gobernar la Comunidad de Madrid sin presencia de Vox en el Ejecutivo, aunque los votos del partido de extrema derecha son imprescindibles para que salga adelante la investidura, que se celebrará el miércoles sin que esté claro si la coalición de derechas tendrá éxito.

Hay que recordar que, en Murcia, Vox bloqueó la investidura del popular Fernando López Miras ante la negativa de Cs de pactar con la formación. Y ninguna señal advierte de que su reacción al ninguneo de los de Rivera en Madrid correrá con otra suerte. De hecho, en este momento, el gobierno de la Comunidad permanece en una completa incógnita, aún más después del portazo de Rivera a Abascal.

"Parece que no han aprendido nada de Murcia y tienen un problema matemático", dijo Abascal este martes, antes de la respuesta de Rivera. Y le avisó que, como siga con su "chantaje" y quiera "gratis" los votos de Vox sin negociar un acuerdo directamente, propondrán que el PP acuda a la segunda sesión de investidura en Murcia para gobernar en solitario con el apoyo de su partido y la abstención de Cs.

Las tensiones entre los verdes y los naranjas empañan toda su relación. Incluso cuando salió a defender a los diputados de Cs que fueron expulsados de la manifestación del Orgullo en Madrid, Abascal lamentó que cuando cosas similares han sucedido a miembros de Vox ninguna otra formación ha salido a dar muestras de solidaridad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad