La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, baraja el cierre de Telemadrid. EFE/Javier Lizón.

Ayuso gana Madrid con la losa del escrutinio continuo de Vox

stop

Los votos a favor de Ciudadanos y Vox facilitan la investidura, pero Díaz Ayuso tendrá que cumplir punto a punto las exigencias de los de Abascal

Patricia Rivero

Economía Digital

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, baraja el cierre de Telemadrid. EFE/Javier Lizón.

Madrid, 14 de agosto de 2019 (18:08 CET)

Isabel Díaz Ayuso se ha convertido este miércoles en presidenta de la Comunidad de Madrid por mayoría absoluta, gracias a los votos de Ciudadanos y Vox. Con los diputados de su partido (30), Ciudadanos (26) y Vox (12) la popular ha sido investida con mayoría absoluta. Con este paso, el PP y Cs se proponen hacer una política fiscal laxa que combata posibles subidas impositivas de Pedro Sánchez. Ayuso ha señalado que espera que el pacto logrado en la Comunidad se extienda a otros puntos de España y que cuaje en un posible triunfo a nivel estatal.

En la segunda sesión del pleno de investidura celebrado en la Asamblea de Madrid, la candidata popular ha obtenido los apoyos necesarios para formar un gobierno en coalición con Ciudadanos. El papel de Vox y su apoyo externo ha sido crucial para que la investidura saliera adelante, aunque desde la formación que lidera Santiago Abascal ya han advertido de que su compromiso con PP y Cs "acaba tras la investidura", aunque vigilarán que el nuevo gobierno cumpla con todos los puntos pactados. La propia Ayuso ha reconocido que la legislatura "será complicada", por la lógica de los pactos.

Después de semanas de negociaciones para alcanzar un acuerdo de investidura, PP y Cs pactaron un documento con 155 medidas para formar un gobierno de coalición, al que se suman algunas exigencias que Vox puso sobre la mesa como condición a su apoyo en la investidura, En este sentido, la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha trasladado al PP y a Ciudadanos que Vox "no renuncia a ninguno de sus contenidos programáticos".

Ayuso, que durante su intervención en los dos plenos de investidura ha hecho varios guiños a la formación de Santiago Abascal, se ha comprometido a seguir buscando sus "puntos en común" a lo largo del mandato porque es consciente de que no le han dado un "cheque en blanco".

Así, el primer gobierno en coalición de la Comunidad de Madrid estará condicionado por Vox, que observará desde cerca que se cumpla con lo pactado para permitir la aprobación de leyes y Presupuestos.

El siguiente paso será la toma de posesión de Díaz Ayuso, que se celebrará el próximo lunes y que contará con la presencia del líder de los populares, Pablo Casado. 

Cruce de acusaciones con la izquierda 

El segundo debate de investidura ha contado con la intervención de todos los grupos políticos de la Asamblea. El cruce de acusaciones y reproches entre partidos ha caldeado el pleno, Ayuso ha arrancado su respuesta a  Unidas Podemos e Izquierda Unida Madrid acusando a la izquierda, que está "resentida y dolida" por haber "rozado" el Gobierno de la Comunidad de Madrid, de haber hecho contra ella una campaña "machista y repugnante" y metiendo "por medio" a su familia.

Bajo los aplausos de su bancada en un hemiciclo semivacío a ratos, Ayuso ha remarcado que "la izquierda siempre viene con los mismos mantras, resentida y dolida porque de nuevo no va a gobernar la Comunidad de Madrid". 

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha lamentado que el apoyo de Ciudadanos a la candidata del PP en la Comunidad de Madrid solo "ratifica" un Gobierno "conservador", ante lo cual aboga por un cambio político que se necesita "con urgencia".

155 medidas y diez retos del Gobierno liberal 

Díaz Ayuso ha expuesto un programa de Gobierno basado en "principios liberales, transformadores y moderados", según la candidata. En total, el Ejecutivo pretende abordar diez retos principales que van en consonancia con las 155 medidas pactadas con Ciudadanos y con los compromisos alcanzados con Vox.

El reto principal y en el que más se incide es en el empleo y en la "mayor bajada de impuestos de la historia". En este sentido, ha prometido que su Gobierno de coalición con Ciudadanos acometerá "la mayor bajada fiscal de la historia de Madrid”, impulsando una bajada para todos los tramos del IRPF, que hará que se llegue a pagar hasta un 5,5 % menos de este impuesto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad